Imagen referencial de pellets. Foto: Archivo Salmonexpert.

Científicos evalúan la eficacia de distintas dietas de término en salmón coho

Estados Unidos: la variación de la fuente de ácidos grasos en distintos tiempos en dietas de término, tiene gran influencia sobre su distribución en tejidos.

En cultivo, el salmón coho puede alcanzar pesos de hasta 4 kg y madurar sexualmente dentro de dos años. La maduración temprana en hembras de algunas cepas, permite a los productores cosechar los peces para carne y ovas, simultáneamente.

El salmón es una excelente fuente de ácidos grasos omega 3 y 6. Esto se logra fácilmente seleccionando alimentos ricos en harina y aceite de pescado, que contengan grandes cantidades de estos lípidos. Sin embargo, esta práctica se ha vuelto costosa en el último tiempo.

El modelo existente, que estima la duración del período de alimentación con dietas de termino para alcanzar un nivel aceptable de lípidos en el músculo, no es aplicable a peces maduros (reproductores) y, por consiguiente, es de uso limitado para los productores de salmón coho que cosechan peces en las últimas etapas de madurez sexual.

Se ha demostrado en salmón Atlántico, que un período de alimentación de termino de 12 semanas con productos de origen animal, es suficiente para restaurar los niveles de omega 3 del músculo en ejemplares que fueron previamente alimentados con aceites vegetales.

Oncorhynchus kisutch experimenta un período de depleción durante la maduración sexual, en donde los nutrientes son transportados desde las reservas grasas hacia las gónadas; por lo mismo el aumento de peso es mínimo durante este período.

Para monitorear qué cantidad de lípidos ingeridos en la dieta se incorpora a los distintos tejidos; cómo estos afectan las etapas de desarrollo del ovocito secundario; y las diferencias entre la alimentación con lípidos de origen animal o vegetal; es que investigadores del National Marine Fisheries Service y la Universidad de Idaho, realizaron un trabajo titulado “Uptake and selective partitioning of dietary lipids to ovarian and muscle tissue of maturing female coho salmon, Oncorhynchus kisutch, during secondary oocyte growth” (Absorción y distribución selectiva de los lípidos de la dieta al tejido ovárico y muscular de hembras maduras de salmón coho, Oncorhynchus kisutch, durante el crecimiento secundario de ovocitos); y así también, poder evaluar la eficacia de las dietas de término.

Con los objetivos en mente, dividieron a 480 peces de aproximadamente 420 g, en cuatro grupos para evaluar dos tipos de dietas de término; una rica en aceite de pescado y otra rica en aceite de algas, que contenían cantidades similares de lípidos y ácidos grasos, pero marcadas con isótopos diferentes para averiguar que parte de los lípidos absorbidos desde las distintas dietas se disponía hacia los ovarios y otra parte hacia el músculo.

Resultados

Los resultados del estudio demostraron que los niveles de ácidos grasos musculares y ováricos del salmón coho, se ven influenciados en gran medida por la composición y duración de las dietas de término.

La alimentación con aceite de pescado favorece el depósito de ácidos grasos en el músculo, mientras que la alimentación con aceite de algas favorece el depósito de lípidos en los ovarios. También se observó que la composición de los lípidos incorporados en la dieta tiene un impacto mayor en la distribución de los lípidos ováricos que en los lípidos musculares durante el término de la alimentación.

Adicionalmente, se evidenció que los ácidos grasos omega 3 y 6, se depositaron preferentemente en los ovarios en las tres etapas de desarrollo de ovocitos secundarios, por lo que los autores propusieron la existencia de un mecanismo específico de transferencia de ácidos grasos hacia el ovario.

Revise el abstract aquí (artículo pagado).

Publicado el 11/08/2017 a las 7:00 am

Noticias Relacionadas