Saltar al contenido principal

Desempeño de una nueva generación de realzadores de la palatabilidad en el salmón Atlántico (Salmo salar)

Contenido Patrocinado

En una edición previa de Salmon Expert (julio / agosto de 2021), Diana Aqua presentó por primera vez su nueva generación de realzadores de palatabilidad líquidos diseñados para especies de peces carnívoros. Después de muchos ensayos exitosos realizados en especies de peces marinos europeos y asiáticos, fue la primera vez que Diana Aqua demostró que los realzadores de la palatabilidad también podrían mejorar el rendimiento de las dietas medicadas formuladas para el salmón del Atlántico.

Recordemos que esta nueva generación de realzadores de la palatabilidad consiste en hidrolizados de proteínas marinas fabricados bajo un proceso de hidrólisis específico, lo que da como resultado la producción de un alto nivel de péptidos y aminoácidos libres, que luego se combinan con ingredientes sinérgicos para maximizar el rendimiento de la palatabilidad en el pescado. Finalmente, su aplicación vía “Top-coating” contribuirá a una experiencia sensorial más efectiva gracias a la liberación inmediata y posterior contacto de componentes palatables (solubles en agua) con los receptores sensoriales de los peces.

Beneficios al utilizar realzadores de la palatabilidad

Como mencionamos antes (edición de julio / agosto de 2021), los realzadores de la palatabilidad pueden encontrar muchas aplicaciones relevantes a lo largo del ciclo de cría de peces de cultivo. Además de la mejora de la palatabilidad de las dietas, incluso aquellas con bajo contenido de proteínas de origen marino y materias primas poco palatables, demostramos que la aplicación de dichos ingredientes también puede ayudar a los peces a superar y recuperarse de manera mucho más eficiente de los eventos estresantes. El salmón del Atlántico es un muy buen candidato, teniendo en cuenta los numerosos eventos estresantes que tendrá que afrontar durante su ciclo de cultivo. Comienza desde la fase de agua dulce con la vacunación y la alimentación con medicamentos para prevenir la infección por parásitos. Luego, le sigue el muy estresante proceso de smoltificación, que lo prepara para pasar de agua dulce a agua de mar. Una vez en las jaulas marinas y después de semanas de recuperación, ocurrirán otros eventos estresantes, como agua fría durante el período invernal, floración de algas e infección de parásitos durante el verano, sin olvidar los brotes de enfermedades, que afectarán el comportamiento de alimentación de los peces y darán como resultado la necesidad de tratamientos con dietas medicadas, conocidas por tener un sabor disuasivo y afectar, una vez más, la ingesta de alimento. Cada uno de estos eventos estresantes afectará la ingesta de alimento de los peces y, por lo tanto, el rendimiento del crecimiento, lo que aumentará la duración del ciclo en la granja y los costos de producción relacionados.

En los ensayos de laboratorio, podría resultar difícil imitar las condiciones propias de las jaulas de cultivo, por tanto, el registro del rendimiento del alimento en los peces en estos ensayos a pequeña escala podrían no reflejar el verdadero rendimiento de las dietas. Como no es posible imitar estos factores de estrés en condiciones de laboratorio, indujimos factores de estrés moderados artificiales (siempre respetando el procedimiento ético) en períodos específicos del ensayo para estudiar la respuesta de alimentación de los peces y el rendimiento zootécnico resultante a corto plazo.

Después de una primera prueba exitosa realizada en salmón alimentado con dietas medicadas desagradables (edición de julio / agosto de 2021), recientemente se llevaron a cabo dos nuevas pruebas en salmón del Atlántico para confirmar el rendimiento de los realzadores de palatabilidad de Diana Aqua, utilizando dos dietas de engorda diferentes típicas de los mercados de Chile y Noruega, respectivamente.

Rendimiento de los realzadores de palatabilidad en Salmón del Atlántico alimentado con dietas de engorda

Se realizaron dos ensayos en un centro técnico chileno en un sistema de recirculación de acuerdo con los estándares que se aplican actualmente en los ensayos de peces. Los peces se cultivaron en agua de mar a 12 ° C +/- 0,5 ° C en tanques de 2000 litros. Cada dieta fue probada por triplicado y distribuida en exceso (+ 10-15%) 2 veces al día usando comederos automáticos. Los desechos de alimento se registraron diariamente para calcular la ingesta de alimento. Los peces se contaron y pesaron individualmente al principio y al final de la prueba. Cabe señalar que, en los dos ensayos, los peces no se aclimataron a los tanques experimentales después de su transferencia desde el tanque de almacenamiento.

En los dos ensayos, la supervivencia de los peces se mantuvo excelente sin ningún efecto de los tratamientos dietéticos.

Se llevó a cabo una primera prueba de evaluación comparativa entre 4 tratamientos dietéticos en peces de 830g. aprox. durante 26 días: una dieta de control representativa de la fórmula de alimentación noruega con proteínas y grasas procedentes de materias primas marinas y vegetales y otras tres dietas que consisten en la dieta de control con un “top-coating” con niveles graduados del realzador de palatabilidad (RP) de Diana Aqua, gama Extrapal para carnívoros L429: 2%, 1.8% y 1.6%.

Los resultados de la tasa de alimentación específica diaria mostraron claramente que los peces alimentados con dietas recubiertas con un RP tenían un mejor comportamiento alimenticio y esto, desde su primer día de alimentación (Fig. 1). Después de 17 días de prueba, los peces alimentados con la dieta de control tendieron a llenar el vacío en comparación con los grupos con suplementos dietéticos.

Figura 1. Tasa de alimentación específica del salmón del Atlántico alimentado con una fórmula de alimentación noruega, con o sin “top-coating” con un RP (Extrapal para carnívoros L429) en 3 dosis diferentes durante 26 días. Tamaño del pellet: 6 mm. Los datos son promedios de 3 réplicas.
Figura 1. Tasa de alimentación específica del salmón del Atlántico alimentado con una fórmula de alimentación noruega, con o sin “top-coating” con un RP (Extrapal para carnívoros L429) en 3 dosis diferentes durante 26 días. Tamaño del pellet: 6 mm. Los datos son promedios de 3 réplicas.

Al final de la prueba, incluso si no se registraron diferencias significativas entre los tratamientos dietéticos, el recubrimiento superior a niveles graduados con Extrapal para carnívoros L429 en un alimento comercial permitió mejorar la ingesta de alimento, el crecimiento y la tasa de conversión alimenticia en un 11%, 14% y 3% (media de todas las suplementaciones de RP) respectivamente, en comparación con la dieta de control (tabla 1). La dosis más baja de RP aplicada (1,6%) fue suficiente para alcanzar el mejor rendimiento entre los tratamientos dietéticos, y no se registró ninguna mejora en el rendimiento para las suplementaciones más altas del RP.

Tabla 1. Consumo de alimento, rendimiento de crecimiento e índice de conversión alimenticia en salmón del Atlántico alimentado con una dieta comercial con o sin recubrimiento superior, con un realzador de palatabilidad (Extrapal para carnívoros L429). SFR: tasa de alimentación específica; SGR: tasa de crecimiento específica; FCR: índice de conversión alimenticia.

 
 

Después de esta prueba, se llevó a cabo una segunda prueba en un nuevo lote de peces (salmón del Atlántico) con un peso aprox. de 410 g., alimentado con 4 nuevos tratamientos dietéticos durante 33 días. Durante esta segunda prueba, se consideró una dieta comercial chilena, con dosis graduadas de RP de: 2%, 1,5% y 1,3% para confirmar si podíamos o no reducir la dosis del RP durante el proceso de “top-coating”. Además del primer estrés resultante de no aclimatar a los peces al ser transferidos a los tanques experimentales, se aplicaron otros dos tipos de estrés durante la prueba para ver cómo un RP podría afectar la recuperación de la ingesta de alimento. Se aplicaron dos factores de estrés agudo el día 15 y el día 27, que consistieron en: hacinamiento de peces, persecución de redes y modulación de la luz. Luego, desde el día 28 al día 35, el estrés crónico consistió en “golpear” los tanques todos los días 1 hora antes de cada comida.

Tal como se mostró durante la primera prueba, los peces alimentados con dietas recubiertas con el RP mostraron una mejor recuperación en la ingesta de alimento (fig. 2). Si bien después de 5 días, los peces alimentados con la dieta de control alcanzaron el mismo nivel de ingesta de alimento que los peces alimentados con dietas con el RP, aún mostraron un comportamiento de alimentación más "errático" durante la duración del ensayo debido a eventos de estrés agudo repetidos (días 0, 15 y 27) , como sería el caso de una granja de salmón. Como ejemplo, después de la primera aplicación de estrés agudo, los peces alimentados con el alimento de control necesitaron 5 días para recuperar una ingesta de alimento al mismo nivel que los peces alimentados con dietas recubiertas con un RP. Incluso antes de este primer evento estresante, el comportamiento de alimentación de este grupo de control no era estable, al contrario de lo que ocurre con los peces alimentados con dietas suplementadas con el RP.

El último evento estresante aplicado el día 27 resultó en una caída fuerte, pero muy corta en la ingesta de alimento, a pesar de que los peces alimentados con dietas recubiertas con 2% y 1.5% de Extrapal para carnívoros L429 tienden a mostrar una ingesta de alimento ligeramente mejor que los peces alimentados con otros tratamientos dietéticos, lo que nos lleva a concluir que la aplicación del RP al 1,5% es la dosis mínima a aplicar en condiciones muy estresantes. 

Al final de la prueba, la aplicación de Extrapal para carnívoros L429 permitió aumentar la ingesta de alimento (P <0.05) y el crecimiento, en ~ 6% y ~ 5% (media de todas las aplicaciones del RP) respectivamente, en comparación con el alimento de control. La utilización del alimento no se vio afectada por los tratamientos dietéticos (tabla 2). En condiciones de alto estrés, la tendencia del efecto de la dosis fue positiva y visible, aunque permanece por encima del umbral estadístico (> 0,05). Teniendo en cuenta que, en condiciones de mar abierto, el estrés en la granja puede ser de mayor intensidad y / o duración, recomendamos una dosis mínima del 1,5% para asegurar los niveles de ingesta de alimento en la mayoría de estos períodos críticos y asegurar una recuperación más rápida del estrés.

Tabla 2. Ingesta de alimento, rendimiento de crecimiento y tasa de conversión alimenticia en salmón del Atlántico alimentado con una dieta comercial recubierta o no con un realzador de la palatabilidad (Extrapal para carnívoros L429). SFR: tasa de alimentación específica; SGR: tasa de crecimiento específico; FCR: índice de conversión alimenticia.

 
 

Al comparar los dos ensayos, podemos observar que, en el segundo ensayo, los peces alimentados con el alimento de control sin el RP recuperaron un buen comportamiento alimenticio más rápido (5 días) que en el primer ensayo (17 días). Tal resultado puede explicarse por una diferencia en la experiencia previa de alimentación entre los dos grupos de peces. El primer grupo de peces se cultivó con una fórmula de alimentación chilena (que incluía materias primas terrestres) durante la fase de almacenamiento y luego se los cambió a una dieta noruega (sin materias primas terrestres) durante el ensayo; mientras que los peces del segundo grupo siempre fueron alimentados con la misma fórmula de alimentación chilena, antes y durante el segundo ensayo. Esto confirmó observaciones previas de ensayos en especies marinas europeas, con un cambio repentino en el comportamiento alimenticio de los peces cuando el nivel y / o el origen y / o el grado de las materias primas se modificaron en la formulación del alimento.

Conclusiones

Estos dos ensayos realizados en salmón del Atlántico confirmaron que la aplicación del RP contribuyó positivamente al hacer frente a los eventos estresantes, ayudando a que el rendimiento de los peces no se vea mayormente afectado. Durante estos dos ensayos, se aplicaron tanto estrés alimentario (cambio de fórmula) como estrés conductual, y su efecto negativo sobre el comportamiento alimenticio se redujo mediante la aplicación de Extrapal para carnívoros L429. Demostramos que un alimento de alta palatabilidad puede ayudar a los peces a recuperar rápidamente un buen comportamiento alimenticio y mejorar el rendimiento del crecimiento. La formulación muy específica de Extrapal para carnívoros L429 combinada con la aplicación vía “top-coating” permitió alcanzar dicho buen rendimiento. Nuestras recomendaciones para la aplicación del RP líquido dependen del tamaño del pellet y su área de superficie específica: “top-coating” al 1,5% para pellets <7 mm y al 1,2% para pellets > 7 mm (p/p).

La aplicación de Extrapal para carnívoros L429 también encontrará otras aplicaciones útiles en un ciclo de cultivo de salmón: ayudará a restaurar la motivación por alimentarse de los peces, es decir, el rendimiento. Ponemos como ejemplo la etapa invernal en que el agua se enfría (como ya se muestra en especies marinas europeas como parte de las pruebas de Diana Aqua), durante la esmoltificación y adaptación del salmón al agua de mar, y durante cualquier otro evento estresante. Cada día de alimentación mejorada contribuirá a la robustez de los peces, ahorrará días de cultivo y aumentará la producción de peces al tiempo que se optimiza la conversión de alimentos, lo que se traduce en más beneficios para los productores de alimentos y los acuicultores.

Dr. Vincent Fournier es el Gerente de I+D de Diana Aqua, Francia.

Email: vfournier@diana-aqua.com​

Mikael Herault es el Gerente de Medición del Desempeño de I+D, Diana Aqua.

Email: mherault@diana-aqua.com

Para más información visita www.diana-aqua.com