Saltar al contenido principal

Reducción del uso de antibióticos con producto no farmacológico Futerpenol®

Contenido Patrocinado

En MNL-Group, estamos comprometidos con el desarrollo de moléculas 100% naturales a nivel industrial, para apoyar tus desafíos de reducir el consumo de antibióticos.

En este marco, el producto Futerpenol® ha demostrado notorios resultados.+

Corría el mes de diciembre, cuando en el marco de la  reunión GOAL 2018, el presidente y fundador de la Global Aquaculture Alliance (GAA), George Chamberlain, al entregarnos  el premio “Global aquaculture innovation award 2018”, expreso:

“Realmente estamos entusiasmados con el potencial del Futerpenol para tratar enfermedades como el SRS y para minimizar el uso de antibióticos en la acuicultura. Es que realmente es un desarrollo significativo”.

George Chamberlain, Presidente y fundador de la Global Aquaculture Alliance (GAA)

Sin duda el Sr. Chamberlain, tenía razón. Pues durante estos 3 años, el producto Futerpenol®, se ha trasformado en una excelente herramienta para lograr reducir el uso de antibióticos en la industria salmonicultura chilena.

El cuestionamiento a los efectos medioambientales, sobre la salud y resistencia, sumados a  los altos costos productivos y operacionales que involucra el uso de antibióticos en peces de cultivo, transforma a este tema, en un factor limitante del crecimiento de la industria salmonicultora chilena.

Un esfuerzo constante, enmarcado en un escenario sanitario complejo. En el que con razón o sin ella, estamos todos inmersos, desde la perspectiva que nos toque estar y desde la cual es nuestra obligación asumir el compromiso de hacer una acuicultura, cada día más “sustentable”.

Desde MNL-Group, nuestro compromiso es generar, investigar y producir productos 100% naturales.  Con el aporte de nuevas moléculas, que no generen daño en los peces, ni en el medio ambiente.

Nuestros productos patentados aportan y “democratizan” el conocimiento del área. Un conocimiento que se comparte con alegría y que suele asombrar frente a las acostumbradas “cajas negras” que por años, han caracterizados a los productos disponibles.

Hablemos con confianza.

Según la ONG Oceana (2021), en base al reporte de uso de antimicrobianos en salmonicultura del SERNAPESCA 2020., en el último año la industria utilizó 379,6 toneladas de principio activo, lo que se tradujo en 352,8 gramos de antibióticos por tonelada cosechada, cifra que a su vez equivale a un Índice de Consumo de Antimicrobianos (ICA) —la relación entre la cantidad de principio activo utilizado (en toneladas), dividido por la producción de salmónidos del año (toneladas) — de 0,035 %.

En comparación, durante 2019 las empresas productoras utilizaron 334,1 toneladas de antibióticos y cosecharon 989 546 toneladas —el segundo registro más alto en la historia—, igual a 337,2 gramos por tonelada producida y un ICA de 0,034 %.

Más que una meta propuesta al año 2025, debemos todos aportar, hoy.

Como profesional veterinario, su uso racional, frente a un diagnóstico y una dosificación  correcta, transforma el uso de moléculas farmacológicas, en una potente herramienta de acción contra patógenos. 

Por lo tanto, desde MNL-Group, no buscamos satanizar el uso de antibióticos.

Hablamos de sinergia, hablamos de reducción, hablamos de eficiencia de los tratamientos.

En este sentido, la utilización de productos No-farmacológicos, como Futerpenol®, que ya  ha sido utilizado en más de 7 empresas y en más de 50 centros, desde ese lejano 2018, nos permite aportar, esta sinergia es una realidad.

Cabe recordar que las bacterias intracelulares, como Piscirickettsia (SRS) y Renibacterium (BKD), se “hospedan” al interior de las mismas células inmunes, con predilección sobre los Macrófagos. Al infectar una célula de defensa, estas bacterias poseen la capacidad de bloquear receptores de membrana, inhibiendo la respuesta inmune defensiva.

Quienes debían “defender”, no están en condiciones de hacerlo y las consecuencias podrían ser graves.  Sobre todo en enfermedades crónicas, pues cuando vemos la aparición  de signología, ya el riesgo sobre todo el plantel es evidente.

A esta altura, recurrimos normalmente a los antibióticos.

Pero, la bacteria es “intracelular”, y estas moléculas farmacológicas, deberán intentar traspasar la membrana citoplasmática para hacer un efecto real sobre el patógeno.

Esta es una de las razones, por la cual, los tratamientos farmacológicos tradicionales no cumplen su objetivo y se requieren de altas dosis de medicamentos para su control o se deben realizar nuevos tratamientos, aumentando el riesgo de resistencia o daño ambiental.

Ya sea por una vía interna (sistema inmune) o una externa (fármacos), el individuo no es capaz de enfrentar el cuadro infeccioso y muere.

El hallazgo de una nueva molécula de origen natural, capaz de modular el sistema inmune, es la verdadera importancia del producto Futerpenol®.

La interacción química del compuesto activo de Futerpenol®, sobre los receptores de membrana de los Macrófagos, posee capacidad de activarlos (inmunomodulador).

Lo que permite el inicio del mecanismo de defensa inmune del organismo, en forma sana y natural.  Preparando y haciendo más resistente al organismo ante la llegada de patógenos.

A este proceso de activación y preparación del organismo, le denominamos “periodo de asimilación” y tiene una duración de 5 semanas de uso continuo.

En una visión inmunológica, el principio activo de Futerpenol®, logra activar los mecanismos de histocompatibilidad:

Respuesta Innata mediada por células.

MHC Tipo I: Promueve el aumento de Linfocitos TCD8, contra patógenos intracelulares

MHC Tipo II: Promueve el aumento de Linfocitos TCD4, contra patógenos extracelulares

Además,

Respuesta Viral: Activa la liberación de Interferones.

Respuesta Humoral: Promueve el aumento de Linfocitos B, preparándolos para ser activados.

Otro rasgo importante a considerar, es que no es sano “estimular” sin control.

Esto induciría un riesgo sanitario sobre el individuo en una terapia continua de inmunoterapia. Existen muchos “Inmunoestimulantes”, pero escasos “Inmunomoduladores”.

Un hallazgo importante de la investigación de MNL-Group es el haber determinado que Futerpenol®, no es un “inmunoestimulante”, sino un “Inmunomodulador”. Dado que es capaz de regular su acción a través de la IL10. Lo cual permite un control sano y efectivo de la “homeostasis del sistema inmune”.

Figura 1: Mecanismo de acción ampliado | Futerpenol®

Rescatando los efectos de la acción sobre las bacterias intracelulares (MHC Tipo I: Linfocitos TCD8), podemos lograr destruir las células infectadas y así exponer a los patógenos.

Por lo tanto, una terapia combinada entre fármacos antibacteriano y Futerpenol®, produce sinergia y mejores resultados.

Son nuestros clientes los que confirman los resultados del uso de Futerpenol®, en relación a la reducción de antibióticos:

  • Aumentando los periodos de tiempo “entre tratamientos” y la consiguiente disminución del número de tratamientos totales en el ciclo.
  • Disminuyendo los días promedios de tratamientos en el ciclo completo, logrando una mejorar productividad del plantel.
  • Reduciendo directamente los gramos de antibióticos por tonelada producida en el ciclo completo.

A continuación les compartimos, la experiencia de tres productores chilenos, que han optado por Futerpenol®, realizando estudios independientes y evaluaciones propias, en pos de reducir el uso de antibióticos.

Reducir el número de tratamientos farmacológicos durante el ciclo.

El uso oral de Futerpenol® en un centro de salares a nivel comercial ubicado en Chiloé, ha demostrado ampliar el periodo “entre tratamientos”, reduciendo el número de tratamientos en el ciclo productivo.

El uso preventivo de Futerpenol® o la condición sinérgica, lograda al poder adicionar Futerpenol® a una dieta medicada, permite exponer al agente patógeno intracelular, por acción de los Linfocitos CD8+, permitiendo que el sistema inmune o los antibióticos actúen de forma eficiente.

Esto repercuteLarge image Fuente: Informe interno empresa cliente, 2020. en haber logrado cinco semanas más de protección, en relación a peces no tratados.  Que en la práctica, significo realizar un tratamiento menos en el ciclo.

Figura 2: Aumento intervalo entre tratamientos | Futerpenol®

Fuente: Informe interno empresa cliente, 2020.
Fuente: Informe interno empresa cliente, 2020.

Reducir los días de alimentación medicada totales en el ciclo.

En otra experiencia comercial en un centro de salmones del atlántico, en la XI región, nuestro cliente determino la importancia de disminuir los días de alimentación medicada promedio en un ciclo productivo, centrándose en disminuir los efectos del uso de medicados, sobre los indicadores productivos de crecimiento y conversión de alimento.

El uso de Futerpenol® permitio reducir la mortalidad asociada a SRS, logrando disminuir significativamente el número promedio de días de alimentación con antibióticos durante el ciclo.

Figura 3: Reducción del número de días totales con medicado | Futerpenol®

Fuente: Informe interno empresa cliente, 2020.
Fuente: Informe interno empresa cliente, 2020.

Reducción de gramos de antibióticos por tonelada producida

La reducción directa del uso de antibióticos durante el ciclo, puede ser apreciada, según los gramos de antibióticos por tonelada producida.

En una experiencia comercial en un centro de salmón del atlántico, situado en la zona continental de la X región, tras el uso de Futerpenol® en la mitad del centro, la necesidad de uso de medicado fue notoriamente distinta en los grupos establecidos, hasta el final del ciclo productivo. 

El logro de peces más sanos, con su consiguiente mejora productiva final y un 77% menos de uso de antibióticos, nos llena de alegría.

Figura 4: Reducción directa de los gramos de antibióticos utilizados | Futerpenol®

Fuente: Informe interno empresa cliente, 2020.
Fuente: Informe interno empresa cliente, 2020.

Estas son tres experiencias en el marco de estudios independientes internos, en tres distintas empresas productivas.  Las cuales, nos permiten establecer, desde tres distintos enfoques, la contribución de un producto No-farmacológico como Futerpenol® a la reducción de antibióticos en la industria salmonicultora chilena.

Desde la ubicación en que nos toque estar, la generación de resistencia bacteriana que, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), es una de las principales amenazas para la salud mundial y la seguridad alimentaria.  El daño ambiental de los residuos o el alto costo de los tratamientos y su repercusión sobre la productividad de nuestros planteles, debemos asumir que el elevado uso de antibióticos es preocupante para todos.

Todos podemos contribuir  a la reducción de antibióticos:

  • Con peces más resistentes a las enfermedades.
  • La “democratización del conocimiento” de las enfermedades y de los más eficientes productos asociados al tratamiento.
  • Con un correcto y temprano diagnóstico de patologías.
  • La adecuada elección del fármaco.
  • La correcta dosificación y periodo de uso
  • La utilización preventiva de productos No-farmacológicos
  • La sinergia entre fármacos y productos No farmacológicos (uso en el medicado)

La reducción del uso de antibióticos es una necesidad y es un camino que debemos recorrer en conjunto.

En MNL-Group nos alegra poder ser parte de esta nueva forma “verde” de contribuir a un desarrollo sano y limpio, con nuestros productos y estrategias no farmacológicas.

Futerpenol® es salud, es real y comprobado.

 “Por una acuicultura sustentable”.

Conoce más de nosotros

www.futerpenol.com

www.mnl-group.com