Saltar al contenido principal
Sesión de la Comisión de Medio Ambiente y Bienes Nacionales.
Sesión de la Comisión de Medio Ambiente y Bienes Nacionales.

Chile: El proyecto define a los animales como “seres vivos sintientes no humanos. Los criaderos, centros de reproducción, de rehabilitación y de exhibición, deberán brindarles un hábitat acorde con sus necesidades”.

Tras cerrar la ronda de audiencias, los integrantes de la Comisión de Medio Ambiente y Bienes Nacionales del Senado, respaldaron las ideas matrices del proyecto, en primer trámite, sobre bienestar animal en Chile.

Los congresistas escucharon a la Coordinadora Académica del Diplomado en Etología Clínica Veterinaria de la Universidad Mayor, Beatriz Zapata; al Doctor en Ciencias Biológicas de la Pontificia Universidad Católica, Luis Ebensperger; y al Presidente de la Asociación de Exportadores de Carne (Chilecarne) y de la Asociación de Productores de Cerdo de Chile (Asprocer), José Miguel Domínguez.

Los expositores hicieron ver varios aspectos fundamentales como, por ejemplo, que “el estrés está asociado a las condiciones de cautiverio y no al cautiverio en sí mismo”; otros añadieron que “el concepto 'sintiente' es complejo de usar porque cada especie tiene sus características, por lo tanto, no puede usarse universalmente". En ese sentido, hicieron ver que "hacer operativo el término en la legislación sería difícil”.

También se abordó la relevancia de utilizar la definición de bienestar animal que entrega la Organización Mundial de la Sanidad Animal (OIE), a la que adhiere Chile, informa el sitio web del Senado. 

La instancia también conoció la opinión del asesor legislativo del Ministerio de Agricultura, Andrés Meneses; del Jefe de la División Pecuaria del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), Óscar Videla; y a la abogada de la Fundación Defensa y Derecho Animal, Ariadna Beroiz.

Cabe consignar que la Comisión de Medio Ambiente realizará un nuevo primer informe, luego que el texto fuera analizado el 2019 y ahora se repusiera en la tabla.

Proyecto

El texto, iniciado en moción de los senadores Guido Girardi, Isabel Allende, Francisco Chahuán y Alejandro Navarro, y el ex legislador Patricio Walker, introduce cambios en el Código Civil, la ley de Caza, la Ley que establece normas en beneficio del Circo Nacional y el Código Sanitario, todo al considerarse a los animales seres sintientes, y ya no objetos o inmuebles como hoy.

A nivel práctico se pretende modificar una serie de prácticas que se dan en la industria cosmetológica, la investigación en laboratorios, la actividad circense, el quehacer de los zoológicos y el sector agropecuario, entre otros. La idea es evitar cualquier forma de sufrimiento o maltrato hacia los animales.

El proyecto define a los animales como “seres vivos sintientes no humanos. Los criaderos, centros de reproducción, de rehabilitación y de exhibición, deberán brindar a cada especie animal un hábitat acorde con sus necesidades fisiológicas, en el cual sus funciones corporales y de comportamiento no sean alteradas, ni sometidas a prueba de manera excesiva”, continúa la propuesta.

Lea también:
Lea también: