Skip to main content

¿Cómo seguir reduciendo uso de antibióticos en el salmón chileno?

Imagen referencial de salmón. Foto: Archivo Salmonexpert.
Imagen referencial de salmón. Foto: Archivo Salmonexpert.

Chile: Australis Seafoods y Salmones Camanchaca revelaron a Salmonexpert los desafíos a superar por el sector nacional para continuar bajando su utilización de antimicrobianos en los peces. 

Con una buena noticia comenzó el 2019 la industria chilena del salmón, pues según un informe de Sernapesca, el índice de consumo de antibióticos en el 2018 calculado a partir de los datos de uso versus las cosechas del mismo período, alcanzó un valor de 0,038% -el más bajo en 8 años-, lo que significa una disminución de 24% en comparación al 2017.

En tanto, durante el 2018, la utilización de antimicrobianos registró 322,7 toneladas, con un total de biomasa cosechada de 842.679 toneladas, representando una disminución de 18%. Esta es la cifra más baja de los últimos seis años para el sector salmonicultor local, de acuerdo con Sernapesca, lo que demuestra el esfuerzo público-privado en esta materia.

Sin embargo, el sector quiere seguir disminuyendo su tasa de consumo de antibióticos, tanto es así que en SalmonChile se encuentran afinando un plan que permitiría a la industria bajar a la mitad la utilización de antimicrobianos al 2025, programa que se revelaría en la Feria de Boston 2019.

Salmonexpert consultó a las empresas del sector nacional sobre los diferentes desafíos que debe superar primero la industria chilena, para lograr la meta que pronto será anunciada oficialmente.

En esa línea, Joel Quidel, subgerente de Salud en Agua Mar de Australis Seafoods, respondió que “consideramos que los principales desafíos se centran en disminuir el impacto de las enfermedades bacterianas, principalmente SRS, y que las estrategias sanitarias estén orientadas a bajar y hacer cada vez más eficiente el uso de antibióticos”.

Respecto a la disminución del impacto de las enfermedades en el salmón, Quidel señaló que “se podría considerar vacunas de mayor eficacia, selección genética de familias resistentes, mejoras productivas en agua dulce para la obtención de mejores smolts y/o elección de concesiones con mejor performance ambiental para el cultivo”.

Asimismo, el ejecutivo manifestó que los distintos veterinarios de las salmonicultoras deben estar lo más actualizados que se pueda en el conocimiento de las enfermedades y su control, con acceso a la información científica más fresca existente.

“Es muy importante, además, que el esfuerzo sea de todas las empresas. Como el ambiente acuático es compartido, los malos manejos de una compañía, inevitablemente, impactarían negativamente en otras”, recalcó el subgerente de Salud en Agua de Mar de Australis Seafoods.

Por su parte, Ricardo García, vicepresidente de Salmones Camanchaca, aseguró que el objetivo de bajar a la mitad el uso de antibióticos en la industria chilena “es ambicioso, pero posible, y requerirá mantener bajo control los crecimientos de la biomasa, el uso amplio y extendido de vacunas, la mejora de estas últimas, y buenas prácticas sanitarias de todas las empresas”.

Lea también: