Saltar al contenido principal
Sistema de Inteligencia Artificial de Sealab. Foto: Sealab.
Sistema de Inteligencia Artificial de Sealab. Foto: Sealab.

Noruega: Milan Markovic afirma que es víctima de una "adquisición hostil", sosteniendo que “hemos pasado más de 50.000 horas de trabajo en la empresa -que provee a la acuicultura- y nos quedamos sin nada”.

Milan Markovic, quien cofundó Sealab con sus tres hijos, dice que son víctimas de una “adquisición hostil” y creen que se quedaron sin nada después de que Bluegrove, sociedad que pertenece a CageEye, compró la empresa. 

Un artículo de Finansavisen replicado por el medio asociado a Salmonexpert, Kyst.no, indica que con el capital de riesgo holandés detrás, Bendik S. Søvegjarto, CEO de CageEye y Bluegrove, creará un nuevo grupo de tecnología dentro de la acuicultura y para eso adquirió Sealab. 

Sealab ha creado un sistema de cámaras para la vigilancia del salmón y el mapeo biológico que se dice es líder en su nicho. Milan Markovic, fundador de Sealab con sus tres hijos, afirma que es víctima de una "adquisición hostil", sosteniendo que “hemos pasado más de 50.000 horas de trabajo en Sealab y nos quedamos sin nada”.

La adquisición de Sealab, en tanto, debe haber sido financiada por una contraprestación en el grupo, ha señalado el gerente de Bluegrove a Finansavisen.

“Esta consideración es en forma de acciones en CageEye, o Bluegrove, como ellos eligen llamarlo. Esta es en realidad una empresa completamente sin una base tecnológica o financiera”, revela Markovic.

Insolvencia artificial

Markovic sospecha que el director general de Sealab Ocean Group, Morten Sjoner Syrstad, hizo posible la venta a Bluegrove al forzar una situación de insolvencia artificial.

“Es el directorio de la empresa que junto con el director general de Sealab, Oscar Markovic, ha manejado las finanzas de la empresa”, responde a Finansavisen Sjoner Syrstad.

Bendik Søvegjarto en Bluegrove expresa que ya tienen comentarios de los clientes de Sealab que confirman que están muy contentos de que la compañía de CageEye esté llegando con nuevas fuerzas. “La respuesta de los empleados es la misma. Esa fue la motivación para salvar a la empresa cuando comenzamos la operación, sólo para rescatar a los clientes y empleados”.

Lea también: