Skip to main content

Magallanes: Salmonicultoras reforzarán su plan contra el BKD

El Programa Salmón Magallánico es una iniciativa de liderazgo, colaboración e innovación. Foto: Asociación de Productores de Magallanes.
El Programa Salmón Magallánico es una iniciativa de liderazgo, colaboración e innovación. Foto: Asociación de Productores de Magallanes.

Chile: Los productores de la región austral aprobaron fortalecer la vigilancia en torno a la Enfermedad Bacteriana del Riñón.

A la luz de los análisis provistos al interior del Programa Salmón Magallánico, los equipos técnicos de las empresas productoras, acordaron estandarizar la vigilancia de la Enfermedad Bacteriana del Riñón en las fases de Agua Dulce, Agua de Mar y Reproductores, a través de la ejecución de una serie de medidas que son adicionales a las exigidas por la regulación vigente, con el objetivo de minimizar riesgos sanitarios con un determinado enfoque en BKD, la de mayor prevalencia en la zona.

De acuerdo con un comunicado enviado por Asociación de Productores de Magallanes, las medidas acordadas a fines del año pasado iniciaron su vigencia el 1 de marzo del 2019 y se relacionan con metodologías para realizar chequeos preventivos, métodos de detección de BKD y planes de acción asociados a resultados, fertilización, desinfección, incubación, entre otros.

El Programa Salmón Magallánico es una iniciativa de liderazgo, colaboración e innovación, conformada por las empresas Australis Mar, BluRiver, Cermaq, Multiexport Foods, Nova Austral y Salmones Magallanes, en conjunto con la Asociación de Salmonicultores de Magallanes.

El programa busca desarrollar una agenda de actividades tendientes a la generación de información relevante para facilitar la toma de decisiones en la búsqueda de construir una operación sustentable y exitosa en beneficio de la región austral, de los consumidores y de la propia industria. El plan es apoyado por Elanco y Cargill.

Una de las principales áreas de trabajo del programa, está concentrada en el área de salud de peces, en particular apunta a controlar efectivamente el BKD y otros riesgos sanitarios asociados.

Lea también:
Lea también: