Skip to main content

Salmonchile decidirá en dos meses si requiere o no un gerente general

Arturo Clement, presidente de Salmonchile. Foto: Loreto Appel, Salmonexpert.
Arturo Clement, presidente de Salmonchile. Foto: Loreto Appel, Salmonexpert.

Chile: Arturo Clément tomó el rol de presidente ejecutivo en el gremio, por su amplia trayectoria en la industria nacional y su relevante conocimiento técnico del sector, así que está evaluando cuál será la mejor estructura organizacional: con o sin máximo ejecutivo.

Arturo Clément asumió el 2 de enero de este año como presidente de Salmonchile en reemplazo de Felipe Sandoval, y por su amplia trayectoria de 30 años en la industria nacional que le permite conocerla técnicamente según sus mismas palabras “como la palma de su mano” -de hecho, es uno de los fundadores de Multiexport Foods, empresa en la que trabajó como gerente general y que se sitúa entre las más grandes del sector local-, su rol está siendo más de presidente ejecutivo.

En ese sentido, el gremio tuvo abierto hasta hace un par de días un proceso para buscar gerente general, pero decidió cerrarlo. ¿La razón? Clément reveló a Salmonexpert que se tomarán al menos dos meses con el fin de revisar todo lo necesario para contar con la estructura organizacional más eficiente y así cumplir con los objetivos trazados en su administración que durará dos años.

Salmonchile decidirá en ese período si requiere o no la figura de un gerente general en su estructura organizacional. El último máximo ejecutivo que tuvo el gremio fue Felipe Manterola, quien renunció a mediados de abril de 2017 para atender completamente el emprendimiento acuícola donde es socio fundador, AQmarket. Lo reemplazó, pero de manera interina, José Tomás Monge.

¿Cero antibióticos?

En tanto, el titular del gremio salmonicultor se refirió a un tema que ha afectado negativamente la imagen del sector a nivel nacional y mundial, que es el elevado -pero en progresiva disminución- uso de antibióticos para enfrentar enfermedades como SRS.

A juicio del presidente de Salmonchile, “sí es factible llegar a no usar antibióticos en la industria de Chile. El proceso puede demorarse 10 años, ojalá menos, aunque no puedo asegurar una cifra exacta. Son varios los factores que tenemos que ir trabajando para ello, como el desarrollo de vacunas, prácticas productivas mejores, alimentos funcionales, entre otras cosas”.

Clément destacó que muchas compañías farmacéuticas están trabajando en nuevas vacunas contra SRS y Caligus, y en la medida que salgan al mercado, “vamos a ir probando su eficiencia y no me cabe la menor duda de que este aspecto se continuará perfeccionando en el tiempo”.

Asimismo, el líder de los salmonicultores locales dejó en claro, en cuanto a la resistencia que se dice generaría en las personas el uso de antibióticos en los peces, que la probabilidad de que esto ocurra es muy baja porque “no utilizamos tratamientos farmacológicos que son para salud humana y se aplican nada más que para fines terapéuticos”.

Igualmente, Clément aseguró que “la forma en que usamos los antibióticos para atacar las enfermedades de los salmones minimiza la posibilidad de que los pellets que los transportan lleguen al fondo del mar”, con lo que no existiría impacto ni en la población ni en términos ambientales.