Skip to main content

SalmonChile lanzará Manual de Buenas Prácticas para disminuir escapes

Imagen referencial de centro de cultivo de salmón. Foto: Jonathan Garcés, Salmonexpert.
Imagen referencial de centro de cultivo de salmón. Foto: Jonathan Garcés, Salmonexpert.

Chile: El presidente del gremio, Arturo Clément, anunció que “buscamos asegurarnos de que la industria nacional tenga los más altos estándares en ingeniería de jaula de cultivo y de fondeo”.

El presidente de SalmonChile, Arturo Clément, expuso el pasado 5 de junio a los integrantes de la Comisión de Intereses Marítimos, Pesca y Acuicultura del Senado, la posición del gremio sobre el proyecto de ley que busca permitir la captura de salmónidos a todo evento.

En ese sentido, Clément reveló a los parlamentarios que en las próximas semanas, SalmonChile establecerá un Manual de Buenas Prácticas para las infraestructuras de cultivo y de fondeo, “donde queremos asegurarnos de que la industria nacional tenga los más altos estándares en ingeniería de jaula de cultivo y de fondeo de forma de minimizar los escapes de peces”.

Visión sobre el proyecto de ley

Uno de los aspectos que plantea el proyecto de ley, es que las empresas deberán informar a las autoridades de forma mensual su uso de antibióticos. El presidente de SalmonChile manifestó que el sector está a favor de una mayor transparencia, pero sugirió a los senadores que estos datos se entreguen al término de cada ciclo, para mostrar de mejor manera las cifras de tratamientos.

“Se sugiere también revisar el contenido de la información, pues proporcionar la biomasa por cada centro puede permitir a las empresas tomar importantes decisiones comerciales y por ende afectar la libre competencia. Proponemos oficiar a alguna entidad como la FNE o el TDLC para que evalúe el impacto de esta medida”, señaló el titular de la asociación gremial.

Arturo Clément, presidente de SalmonChile, exponiendo en el Congreso. Foto: TV Senado.
Arturo Clément, presidente de SalmonChile, exponiendo en el Congreso. Foto: TV Senado.

En tanto, Clément calificó de positivo fomentar la colaboración entre salmonicultores y pescadores artesanales en casos de escapes de ejemplares, para la recaptura, donde a su juicio se debe avanzar en instaurar un plan de emergencia previo para una mejor reacción conjunta.

Asimismo, el directivo sectorial afirmó que debe definirse el concepto de escape, donde en Noruega se considera efectivo sobre los 10 mil peces. Por otro lado, “ocurrido el incidente, se requiere un tiempo para determinar si existió o no fuga, por lo que sugerimos regular un período para informar una sospecha que permita actuar en tal sentido mientras se determina el hecho, sin caer en falta”.

Un ejemplo de lo anterior, ilustró el presidente de SalmonChile, es el caso de Multiexport Foods, donde una motonave embistió accidentalmente contra un módulo de jaulas de cultivo del centro May, con lo que la compañía inició el conteo de peces, descartando finalmente el escape de peces.

Igualmente, el titular de la asociación gremial indicó que es necesario castigar de forma estricta el robo de especies y el rompimiento de redes y cercos. Sin embargo, pese a que todo tipo de negligencia de los titulares de centros de cultivo debe sancionarse, “en el caso de falseamiento de información, la caducidad de la concesión es desproporcionada”.

Con todo, Clément dejó en claro que la industria rechaza la creación de una pesquería de salmón a todo evento, esgrimiendo, entre otras cosas, que falta evidencia acerca de la sobrevivencia del salmón Atlántico fuera de su área de confinamiento, se podrían generar problemas sanitarios y de inocuidad alimentaria, y sería una herramienta de blanqueo que incentivaría el robo.

Lea también: