Foto: Mowi Chile.
Foto: Mowi Chile.

Mowi concretará producción histórica de salmón en Chile

Chile: La empresa reveló sus planes 2022 para la operación nacional, con una cosecha total de 71.000 toneladas, significando una expansión frente a las 66.000 toneladas del 2021.

Publicado

Cuentas alegres está sacando Mowi de su operación en Chile, en medio de un 2021 récord para sus resultados. De este modo, la salmonicultora más grande del mundo avanzó de un EBIT operacional negativo por -9,9 millones de euros en el cuarto trimestre de 2020 a una cifra positiva de 10,6 millones de euros en igual período del año pasado. 

Lo anterior, según la presentación de la empresa, a causa de un fuerte desarrollo de precios, con valores bastante altos -de la mano de una buena producción 2021- que significaron un equilibrio de mercado para la industria chilena, pese a os mayores costos trimestrales. 

De esta manera, las proyecciones de crecimiento para la compañía a nivel nacional, son sólidas, lo que representa pasar de 66.000 toneladas de salmónidos anotadas en el 2021 a un total de 71.000 toneladas durante 2022. 

Asimismo, Mowi señaló en su reporte trimestral que en Chile, se experimentó una reducción menor a la esperada en la cosecha de salmones, ya que se produjeron más peces debido a los muy buenos precios de venta y la baja del riesgo antes de la temporada de floraciones algales. 

La industria chilena del salmón, informó la empresa, sufrió una proliferación de algas a principios de 2022 y la estimación preliminar de pérdidas es de aproximadamente 1,5 a 2 millones de peces, lo cual no golpearía las positivas estimaciones para el sector nacional.

“Nuestro valor alcanzado para el salmón chileno en el período estuvo 12% por encima del precio de referencia en el cuarto trimestre de 2020. El logro se vio afectado negativamente por la degradación de la calidad debido a las llagas relacionadas con SRS y Tenacibaculum”, manifestó la compañía en su más reciente reporte financiero. 

Sin embargo, el efecto de la degradación de la calidad fue compensado por una contribución positiva de los contratos para el salmón chileno, lo que es una muestre de los boyantes precios registrados durante parte importante del 2021, lo que se vaticina también para 2022 y 2023.