Gerardo Balbontín, gerente general de Blumar. Foto: Loreto Appel, Salmonexpert.

Blumar explica cómo logró bajar en 28% el uso de antibióticos

Chile: El gerente general de la empresa, Gerardo Balbontín, detalló a Salmonexpert los distintos proyectos multidisciplinarios que permitieron disminuir su uso de antibióticos por tonelada de pez cosechada, desde 680 gramos anotados en el 2015 hasta 486,9 gramos computados en el 2016.

Por cada 1.000 kilos de salmón cosechado, durante el año pasado se utilizaron 476 gramos de antibióticos en terapias para combatir enfermedades como el SRS. Esto significó una baja 17,5% en comparación a los 577 gramos anotados en el 2015, de acuerdo con lo revelado por el Segundo Informe de Sustentabilidad de Salmonchile.

Y pese a que varias empresas asociadas al gremio sectorial incrementaron su uso de antibióticos en el período indicado (Cermaq, Ventisqueros, Yadran, Multiexport, Camanchaca, Friosur y Salmones Magallanes), otras lo disminuyeron en el 2016. Allí se encuentran AquaChile, Blumar, Cooke Aquaculture, Los Fiordos, Marine Farm, Salmones Austral y Caleta Bay.

En ese sentido, el gerente general de Blumar, Gerardo Balbontín, explicó a Salmonexpert cómo la compañía logró bajar en 28% el uso de antibióticos en sus tratamientos farmacológicos, desde los 680 gramos de 2015 a los 486,9 gramos de 2016. “Ha habido un esfuerzo multidisciplinario, cuyo foco ha sido trabajar en aquellos factores de riesgos que impactan en la ocurrencia de la principal enfermedad que explica el mayor o menor consumo de antibióticos, SRS, tomando como base la triada ecológica, del huésped, del ambiente y del agente”, detalló.

Factores claves

En cuanto al factor huésped, que es el salmón mismo, el ejecutivo señaló que se han realizado esfuerzos para mejorar la condición de los smolts, con siembra de peces de mayor tamaño, bien alimentados, con un sistema inmune que les permita enfrentarse a los desafíos post trasferencia y adaptarse correctamente, con eliminación de los no viables, evitando la presencia de aquellos desadaptados. Lo anterior, junto con el manejo del stress desde la fase de agua dulce hasta el ingreso al mar, en fases como transportes, control de Caligus y de depredadores, entre otras cosas.

En relación con el elemento ambiente, afirmó Balbontín, “se ha trabajado en forma consciente para aplicar las mejores prácticas, de manera que los peces tengan excelentes condiciones para su cultivo, buenas dietas y estrategias de alimentación, mallas limpias, sitios de producción caracterizados oceanográficamente, con adecuados equipos humanos”.

Considerando el componente agente, el gerente general de Blumar manifestó que se procura la vigilancia por parte del personal de los centros de cultivos y el apoyo del equipo de salud, lo que ha permitido una respuesta oportuna y un uso eficiente de los antibióticos, como mejores resultados en el control de SRS.

La firma, en tanto, está participando en una serie de iniciativas, relacionadas con el entendimiento de SRS, tales como PUC-Sernapesca (Factores de riesgo SRS), Ifop-Sernapesca (Creación de cepario SRS), Intesal-Sernapesca (Centro de enfermedades), Proyecto Pincoy coordinado por Skretting (Elaboración de manual de buenas prácticas), Proyecto Piscirikettsiosis coordinado por Aquabench (Disminución de uso de antibióticos), PUCV (Resistencia antibiótica), e ICTIOS, de la alianza entre la USACh, Blumar y Ventisqueros (Innovaciones para mejoras sanitarias).

Publicado el 11/10/2017 a las 7:00 am

Noticias Relacionadas