Antonio Lamb, director de operaciones y cofundador de MicroSynbiotiX, con Simon Jegan Porphy, director ejecutivo y cofundador. Foto: GAA

Microalgas “entrenadas” para producir y transportar vacunas para peces

Irlanda: Nueva empresa de biotecnología apunta a crear vacunas orales para salmón y otros peces alterando el ADN de microalgas

La biotecnología de la empresa MicroSynbiotiX se basa en el uso de la tecnología del ADN recombinante para integrar el ADN de la vacuna directamente en el ADN de microalgas, informa la Alianza Mundial de Acuicultura (GAA por sus siglas en inglés). Una vez que la información de la vacuna se integra en el ADN de la microalga, esta tiene acceso a un nuevo conjunto de datos que puede utilizar para fabricar la vacuna, y producirla dentro de la biomasa de microalgas.

De esta manera, las algas se están entrenando para producir una vacuna específica y mantenerla segura dentro de sus propias células, según reporta en el informe de la GAA. Desde allí, MicroSynbiotiX sigue cultivando cada clon en particular de microalga entrenada, en grandes biorreactores, permitiendo que las progenies del clon original crezcan en altas concentraciones de biomasa, todo encapsulado con el ADN de la vacuna. La microalga se cosecha, liofiliza y luego se transporta a donde se necesita para su uso.

Una mirada dentro del laboratorio MicroSynbiotiX.

Una mirada dentro del laboratorio de MicroSynbiotiX.

Reduce las pérdidas de stock

MicroSynbiotiX tiene su sede en Cork, Irlanda, y tiene una instalación de investigación y desarrollo en San Diego, Estados Unidos. La compañía, que presentó en la conferencia GOAL de la Global Aquaculture Alliance en Dublín el mes pasado, ha recaudado más de 1 millón de euros en fondos de capital de riesgo.

“Nuestro objetivo es reducir las pérdidas de stock en la industria de la acuicultura”, dijo el director ejecutivo Simon Porphy, quien es ingeniero bioquímico. “La industria enfrenta pérdidas de stock de $ 10 mil millones cada año, y también usa muchos antibióticos y compuestos antimicrobianos, que no son sostenibles a largo plazo”, añadió.

Aunque hay muy poco uso de antibióticos en Escocia y Noruega, nuestro país todavía usa antibióticos para combatir el síndrome rickettsial del salmón (SRS), para el cual actualmente no hay una vacuna efectiva, pero por el cual se están haciendo esfuerzos para reducir su uso.

Nuevos mecanismos de entrega

La solución de MicroSynbiotiX involucra nuevos mecanismos de entrega para vacunas dirigidas contra bacterias, que pueden usarse para una variedad de diferentes especies de peces, reduciendo así, la necesidad de antibióticos y haciendo que el manejo de la enfermedad sea más simple y más sostenible, explica Porphy.

Los esfuerzos de la compañía se centran actualmente en el camarón, para el cual las microalgas son una parte natural de su dieta y para las cuales no existe una estrategia de administración oral disponible actualmente. Porphy informa que la compañía planea extenderse a otras especies a medida que se amplía.

“Podremos desarrollar vacunas en contra de bacterias, no solo para el salmón, sino también para poblaciones de peces de bajo valor comercial como la tilapia”, puntualizó Porphy a la GAA, añadiendo que, “como resultado, los centros de cultivo podrán mantener la calidad del agua mucho mejor que con el uso de antibióticos”. El uso excesivo de antibióticos puede provocar una mala calidad del agua, lo que a su vez puede provocar brotes de enfermedades, ya que la mala calidad del agua supondría un gran estrés para la inmunología de los peces”.

Publicado el 01/12/2017 a las 7:00 am

Noticias Relacionadas