Gerente de biología y nutrición en Salmar, Bård Skjelstad. Foto: Pål Mugaas Jensen.

Todo marcha a la perfección en Ocean Farm 1

Noruega: Salmar, copropietario de Scottish Sea Farms, ha proporcionado una actualización detallada sobre el progreso de la primera jaula de cultivo de salmón offshore del mundo, Ocean Farm 1, situada frente a las costas de Noruega.

El gerente de Biología y Nutrición de Salmar, Bård Skjelstad, se dirigió a una audiencia de más de 400 personas en el evento Tekmar 2017 en Trondheim para detallar avances del proyecto Ocean Farm 1.

Aproximadamente un millón de smolts se sembraron a finales de septiembre pasado. Los peces tenían un peso promedio de entre 270 y 280 gramos, con el más pequeño pesando 128 gramos.

“La transferencia fue suave. Tuvimos que hacer siete viajes con peces, a veces con mal tiempo, así que todo tomó un poco más de lo planeado. Pero al mismo tiempo, ajustamos los procedimientos”, expuso Skjelstad.

Lea también: Jaula oceánica de Salmar llega a su destino final

Enfocado en problemas técnicos

Los horarios se calcularon sobre los procedimientos de traslado de smolts habituales, los que están muy controlados por la luz del día y terminan antes de que oscurezca.

“Tenemos tantas luces en Ocean Farm 1 que vimos que podríamos extender esto”, dijo Skjelstad.

En la jaula, también hay peces limpiadores, wrasses salvajes y lumpfishs cultivados.

“Hasta ahora nos hemos centrado en temas técnicos. Ha habido mucha gente en la jaula, con muchos subcontratistas que ajustan las sutilezas técnicas y al finalizar, documentan sus entregas “.

Durante este tiempo, los dioses del clima no le han sonreído a Salmar.

Lea también: Descubren piojos de mar en ocean farm 1

Lea también: Piojos de mar se esperaban en centro offshore ocean farm 1 

Ocean Farm 1 está lleno de diferentes tipos de sensores.

Ocean Farm 1 está lleno de diferentes tipos de sensores.

Jaula muy estable

“El período ha estado marcado por el mal tiempo. Por lo tanto, ha habido pocas oportunidades para permitir que las personas que no necesitan estar afuera, salgan “, dijo Skjelstad.

Aunque el clima ha sido duro, la construcción de Ocean Farm 1 ha demostrado su estabilidad.

“Para aquellos de nosotros que hemos estado acostumbrados a estar sobre una estructura flotante con mucho viento, esto es fascinante. La jaula se mantiene completamente quieta y es muy estable”, expresó Skjelstad.

“Comenzamos con la alimentación superficial de los alevines y observamos su apetito al arrojar alimento como solíamos hacerlo. Ahora, sin embargo, hemos pasado completamente a la alimentación submarina a 8-9 metros. Obviamente podemos alimentarnos en la superficie, pero tenemos una estrategia de alimentación submarina para evitar la infestación, y parece funcionar muy bien”, explicó Skjelstad.

Destacó que hasta ahora han logrado alimentar a los peces en cualquier clima, y cree que el sistema de alimentación de corrientes de agua en la jaula ha contribuido a esto.

“También tenemos varios puntos de alimentación para que podamos alinearnos con la corriente”.

Sonar y otros sensores

Por el momento, están utilizando la cámara de vigilancia tradicional para el control de la alimentación.

“También tenemos un sonar debajo de la jaula y otros sensores, por lo que estamos discutiendo si deberíamos aplicar aún más monitoreo tecnológico del desperdicio”.

El mes pasado se informó que Salmar tenía piojos en Ocean Farm 1, algo que no fue una gran sorpresa para Skjelstad.

“Se esperaba, porque después de todo estamos en el interior de las islas, pero es muy gratificante que el total sea muy bajo. El recuento total que obtuvimos hace unas semanas parece ser un peak, el cual no está creciendo, y cuando vemos piojos adultos, no vemos estadios móviles”, argumentó.

La jaula está llena de diferentes sensores. Son 15 tipos diferentes, que van desde los indicadores de oxígeno y temperatura tradicionales, hasta hidrófonos (micrófonos submarinos), un fluorímetro (que puede medir, por ejemplo, floraciones de algas) y sensores de movimiento.

Los peces han duplicado su peso

“Cuando los sensores funcionen al 100%, contrataremos analistas de peces para analizar todos los datos”, dijo Skjelstad. “La tecnología parece estar funcionando bien hasta ahora. Hemos tenido algunos problemas de energía a pequeña escala, pero todo funciona como debería. Así que tenemos una esperanza justificada de que lograremos mejorar las condiciones para los peces, en comparación con una construcción tradicional”.

A pesar de que aún no se ha realizado un análisis en profundidad de todos los datos, Skjelstad cree que las cosas en general se ven bien.

Ocean Farm 1 es un laboratorio flotante gigante, así como también, un centro de cultivo de salmón. Foto: kyst.no

Ocean Farm 1 es un laboratorio flotante gigante, así como también, un centro de cultivo de salmón. Foto: kyst.no

“Vemos que los peces prosperan, tienen buen apetito y han duplicado su peso. Encontrarás algunos peces en la superficie, pero esencialmente se mantienen en la profundidad “, dijo.

“Las mediciones de oxígeno que hacemos en el centro de la jaula son similares a las que hacemos en el borde exterior. Estábamos interesados en cómo el flujo de agua se verá afectado, pero más o menos, todo lo que pudimos ver se ve bien”.

Medias exitosas

Además, las corrientes externas y las condiciones de las olas, son las esperadas, incluso con muchas condiciones inclementes en los primeros días.

“En resumen, ha habido una población exitosa, los peces lo han soportado muy bien, comen bien, hemos tenido muy pocas mortalidades y hemos entrado al invierno con pocos piojos”.

Skjelstad enfatiza que están naturalmente entusiasmados acerca de que ocurrirá cuando el clima sea más cálido.

“Si llegáramos a tenemos más piojos, tenemos las herramientas tradicionales, si los peces limpiadores no son suficientes”.

El plan es bombear el pescado a un wellboat y llevar a cabo la desparasitación ahí.

“También tenemos algunos proyectos relacionados con tratamientos de piojos no tradicionales, pero no queremos presentarlos todavía”, dijo Skelstad.

El primer ciclo se completará en el 2018, y cuando los peces sean cosechados, el equipo espera hacer que Ocean Farm 1 sea aún mejor y puedan cosechar aún más peces.

Publicado el 07/12/2017 a las 7:04 am

Noticias Relacionadas