Un grupo de liceanos en una de las tantas visitas a un centro de cultivo de salmones en la región de Magallanes. Foto: Blumar Magallanes.
Un grupo de liceanos en una de las tantas visitas a un centro de cultivo de salmones en la región de Magallanes. Foto: Blumar Magallanes.

Los jóvenes magallánicos aumentan su interés por trabajar en la salmonicultura

Chile: Desde el Liceo María Behety de Punta Arenas ya han egresado varias generaciones de jóvenes técnicos de nivel medio en acuicultura, y muchos salen con trabajo en las empresas del sector salmonicultor.

Publicado Actualizado

Es un liceo que educa a jóvenes de sectores socioeconómicos vulnerables, preparándolos en varias especialidades para el mundo del trabajo. Una es la acuicultura, en la que actualmente estudian cerca de 40 alumnos de tercero y cuarto medio.

La demanda por cupos es mayor, cuentan en el establecimiento, pero se ven limitados por la cantidad de implementos con que cuentan para la formación práctica de los jóvenes.

Y es que no son sólo clases teóricas las que reciben loe estudiantes, porque la malla de la especialidad pone énfasis en el trabajo en terreno, con clases de buceo y visitas a los empresas salmonicultoras. En eso ha sido relevante el respaldo de las compañías que operan en la región de Magallanes que, de varias formas, colaboran con el liceo.

Pablo Solís, subgerente de producción de Blumar Magallanes, cuenta por ejemplo que “con el Liceo María Behety tenemos una alianza desde el 2018, apoyándolos tanto en su formación como en su desarrollo vocacional y también con prácticas en los centros de cultivo. Este año retomamos las clases presenciales, lo que beneficia no solamente a los jóvenes y a los profesores de este establecimiento educacional, sino que también a los profesionales de la empresa que pueden traspasar su experiencia”.

“Este segundo semestre continuaremos trabajando para enriquecer esta relación, y a las clases sumaremos un curso de manejo de Rov para dar una nueva herramienta a los jóvenes para que enfrenten de mejor forma el mundo laboral. Asimismo, realizaremos una visita a terreno, para que los jóvenes vivan la experiencia de estar en un centro de cultivo”, explicó el ejecutivo.

Manuel González, el jefe de la especialidad, destaca la buena inserción laboral de sus estudiantes. Foto: Salmonexpert.
Manuel González, el jefe de la especialidad, destaca la buena inserción laboral de sus estudiantes. Foto: Salmonexpert.

A la enseñanza superior

En el liceo y las empresas conocen varios casos de jóvenes que, después de hacer su práctica en una empresa, se quedaron trabajando y algunos incluso siguieron estudiando la carrera de técnico de nivel superior en acuicultura en la Universidad de Magallanes, compatibilizando los horarios de estudio con los laborales.

El profesor jefe de la especialidad de acuicultura del Liceo María Bahety, Manuel González, da a conocer que la matrícula ha ido en aumento con los años y lo atribuye al vínculo con las empresas que permite a los jóvenes conocer de cerca su posible futuro laboral.

Especialistas de varias empresas dictan talleres al liceo. Foto: Blumar Magallanes.
Especialistas de varias empresas dictan talleres al liceo. Foto: Blumar Magallanes.

“Tenemos convenios vigentes con varias empresas y sus profesionales vienen al liceo a dictar talleres, tenemos salidas a terreno que es lo que más disfrutan los chicos, y se entusiasman mucho al ver cómo es el día a día de un operario en los lugares de trabajo”, indicó el educador.

Indica que el 80 por ciento de los liceanos que terminan su práctica en alguna de las empresas salmonicultoras logran alguna oferta de trabajo.