Cooke Aquaculture Chile responde a las acusaciones de Greenpeace

Joel Richardson.
Joel Richardson.

Chile: Desde la salmonicultora dicen que la ONG ambientalista hace denuncias falsas, “porque ninguno de nuestros centros está ubicado dentro del Parque Nacional Laguna San Rafael”.

Publicado

Recientemente, Greenpeace interpuso una denuncia ante la Superintendencia de Medio Ambiente, contra la empresa Cooke Aquaculture “dado que en su actual ciclo productivo la salmonicultora canadiense sembró una cantidad de peces mayor a lo dispuesto”, donde algunos de los centros se ubicarían en el Parque Nacional Laguna San Rafael.

Lo anterior, en su proyecto técnico llamado “Huillines 3”, esto sin evaluación ambiental, “eludiendo por tanto al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEA)”, explicaron desde la ONG que de manera constante tiene puesta su lupa sobre la industria salmonicultora chilena.

Al respecto, el vicepresidente de Relaciones Públicas de la compañía, Joel Richardson, comenta a Salmonexpert que “de manera típicamente activista, Greenpeace está haciendo acusaciones falsas sobre Cooke Aquaculture Chile y nuestras operaciones porque ninguno de nuestros centros está ubicado dentro del Parque Nacional Laguna San Rafael, y los sitios son aeróbicos y no hay evidencia de daño ambiental”.

“Parece haber una gran falta de coordinación entre las instituciones del gobierno chileno. Cooke Aquaculture Chile siempre ha sembrado los centros con la autorización previa de los dos principales reguladores de pesca y acuicultura de Chile, Sernapesca y Subpesca”, sostiene Richardson.

El ejecutivo, en tanto, deja en claro que todos esos sitios de cultivo cumplen con la ley ambiental y de acuicultura. “Cooke Aquaculture Chile ha estado operando las mismas licencias acuícolas desde que adquirió la operación de un propietario anterior en 2008”.

Para el representante de la salmonicultora, “estamos orgullosos de cada uno de nuestros empleados y operaciones en Chile. Nuestros centros de salmón en el país son auditados, inspeccionados y certificados para una producción de productos del mar ambiental y socialmente responsable”.

Cooke Aquaculture Chile también está en camino de convertirse en la primera empresa en Chile en producir salmón orgánico certificado. “Los centros han estado operando de manera sostenible durante muchos años y nuestros empleados agrícolas locales siempre priorizan la salud de los peces y el medio ambiente marino”, subraya Joel Richardson.