Imagen de canola. Foto: Nuseed.
Imagen de canola. Foto: Nuseed.

Ingrediente genéticamente modificado logra certificación de alimento acuícola sostenible

Estados Unidos: Una sola hectárea del producto de Aquaterra tiene el potencial de generar la misma cantidad de aceite omega-3 que 10.000 pescados que pesan cada uno un kilogramo, según Nuseed.

Publicado

El ingrediente de alimento para peces Aquaterra, derivado de canola genéticamente modificada, ha sido certificado por Friend of the Sea para la producción sostenible de alimento acuícola.

Es la primera certificación biotecnológica de Friend of the Sea, que trabaja con productos y servicios que respetan y protegen el medio marino, publica el medio asociado a Salmonexpert, Fish Farming Expert.

Aquaterra es una fuente no marina de ácidos grasos omega-3 de cadena larga y está probado como un reemplazo parcial del aceite de pescado en la aplicación de alimentos.

Cuando se incluye en la mezcla de aceite de alimentos acuícolas, Aquaterra reduce las proporciones FIFO hasta en un 62%, al tiempo que mejora la proporción de omega 3 : omega 6 y las proporciones de ácidos grasos DHA : EPA, según Nuseed Nutritional, con sede en California, Estados Unidos.

“La certificación Friend of the Sea confirma el compromiso de Nuseed con la agricultura responsable y la resolución de desafíos ambientales a través del poder de las plantas”, dijo la gerente general de Nuseed Nutritional, Benita Boettner.

Los ensayos a escala comercial realizados con salmón Atlántico en Chile en 2018 y 2019 mostraron una disminución en la mortalidad de los peces alimentados con Aquaterra como parte de su dieta, con tasas de inclusión que van del 1,49% al 1,90%.

La compañía dio a conocer que una sola hectárea tiene el potencial de producir la misma cantidad de aceite omega-3 que 10.000 pescados que pesan cada uno un kilogramo.

Asimismo, la canola de Nuseed es uno de los tres productos de semillas oleaginosas transgénicas destinados a producir omega-3 para el mercado de alimentos acuícolas.

Cargill también tiene una canola transgénica desarrollada en conjunto con la compañía química BASF que se utiliza para producir su alimento de peces Latitude, mientras que el instituto agrícola Rothamsted Research en Inglaterra ha desarrollado una planta de camelina transgénica que también puede incorporar astaxantina como pigmento de salmón.