Expertos abordan fuga de gas desde una barcaza de alimentación hundida

La barcaza de alimentación de la Scottish Salmon Company está casi terminada en Inverness antes de ser remolcada a Skye.
La barcaza de alimentación de la Scottish Salmon Company está casi terminada en Inverness antes de ser remolcada a Skye.

Esocia: Se estableció una zona de exclusión de 500 metros, impuesta alrededor del sitio cerca del puerto. Bakkafrost ha puesto a disposición personal especializado para la recuperación de la embarcación.

Publicado

La compañía salmoniocultora Bakkafrost contrató personal especializado para ventilar el gas de una barcaza de alimentación que se hundió el año pasado en las afueras del puerto de Portree, frente a la costa de Skye.

La barcaza SeaMate de 400 toneladas, que se entregó en 2019, se hundió en el sitio de Portree de Bakkafrost Escocia, después de la tormenta Arwen en noviembre pasado, y desde entonces se descubrió que el deterioro del alimento para peces contenido en la barcaza generó sulfuro de hidrógeno (H2S). Por ello, se ha colocado una zona de exclusión de 500 metros alrededor del sitio.

Bakkafrost Scotland, anteriormente The Scottish Salmon Company, informó que desde el hundimiento había estado trabajando con las autoridades pertinentes, incluida la Agencia Escocesa de Protección del Medio Ambiente (SEPA), la guardia costera y el servicio de bomberos junto con otros expertos para planificar una operación de recuperación. La zona de exclusión se estableció como medida de precaución alrededor del sitio y el 5 de agosto se emitió un aviso a los navegantes.

Deterioro natural

“En la barcaza sumergida, debido al deterioro natural del alimento, se ha detectado sulfuro de hidrógeno (H2S)”, dijo la compañía en un comunicado.

Gas potencialmente peligroso

El sulfuro de hidrógeno es un gas incoloro e inflamable con un olor característico a huevo podrido.

Se produce durante la descomposición de las proteínas vegetales y animales, y se encuentra en los gases volcánicos.

La inhalación de altas concentraciones puede provocar colapso, incapacidad para respirar y, en algunos casos, la muerte.

Fuente: Salud Pública de Inglaterra

“Como parte de la operación de rescate en curso, nuestro equipo está implementando una solución para ventilar de manera segura cualquier gas y reducir cualquier riesgo potencial. Los sensores de superficie y el monitoreo de 24 horas continúan sin mostrar lecturas fuera de los niveles seguros y naturales. El personal especializado contratado por Bakkafrost se encuentra en el sitio para completar estas acciones”, aseguraron.

“Durante las operaciones de recuperación habrá un aumento temporal en el tráfico marítimo en el sitio. Se mantiene informadas a todas las autoridades pertinentes sobre el progreso de la operación de recuperación y continuaremos trabajando junto con expertos para garantizar una conclusión segura de la operación”, recalcaron desde la compañía.

“Bakkafrost está totalmente comprometido a garantizar la seguridad pública en relación con todas sus operaciones, embarcaciones y equipos, y estamos abordando la eliminación de cualquier gas como una prioridad”, agregaron.

Trabajo de buceo detenido

La operación de salvamento la estaba llevando a cabo Briggs Marine, con sede en Fife, que estaba utilizando el buque de trabajo MV Forth Drummer, y debía finalizar a fines de este mes.

Los sensores de superficie y el monitoreo de 24 horas continúan sin mostrar lecturas fuera de los niveles seguros y naturales".

Declaración de Bakkafrost.

Pero el activista contra el cultivo de salmón, Don Staniford, le dijo a Fish Farming Expert que había recibido un aviso de que el trabajo de buceo tuvo que detenerse durante más de una semana después de que se descubrió la presencia de H2S.

El inspector Ross McCartney, de la Policía de Escocia, mencionó que estaban al tanto de una fuga de gas de un barco hundido frente al puerto de Portree.

“Se han llevado a cabo discusiones entre varias agencias y los planes están en curso para recuperar la embarcación de manera segura”, estipuló McCartney.