Atando Cabos envía 22 toneladas de redes a Eslovenia para reciclar

El contenedor con las redes de la industria salmonicultora a su llegada a la planta de Aquafil.
El contenedor con las redes de la industria salmonicultora a su llegada a la planta de Aquafil.

Chile: Es el primer embarque que la compañía chilena remite a Europa, con redes de la salmonicultura. El acuerdo involucra una inversión de 10 millones de euros y generará 30 puestos de trabajo.

Publicado

Luego de siete meses de trabajo, el primer contenedor con 22 toneladas de redes de pesca de la industria salmonicultora en Chile enviado por Atando Cabos llegó a las instalaciones de Aquafil en Eslovenia para ser recicladas, procesadas y transformadas en nuevos productos.

Según informaron desde Atando Cabos, su colaboración con Aquafil busca acortar las brechas de la actividad salmonicultura, reducir su huella de carbono y garantizar que la mayor parte del material utilizado ingrese a procesos se reciclaje. Esta asociación se basa en un plan de trabajo de 4 años que incluirá la recogida, reciclaje, medición y presentación de informes para el éxito de todo el proceso.

<span class=" italic" data-lab-italic_desktop="italic">Julio Compagnon de Atando Cabos, la empresa que recolectó y envió las redes para reciclar.</span>
Julio Compagnon de Atando Cabos, la empresa que recolectó y envió las redes para reciclar.

Atando Cabos es una cleantech company que encontró la forma de limpiar el mundo de desechos plásticos, asegurando que estos residuos nunca más vuelvan al medioambiente, transformándolos en productos de alto valor con material reciclado y denominación de origen.

Con su plataforma T.R.S.T. es posible trazar el impacto positivo de su quehacer en todo el ciclo: desde el lugar más remoto en cualquier lugar del mundo hasta el producto final, permitiendo identificar el origen exacto de cada desecho plástico.

“Estamos felices de que finalmente se esté materializando todo este trabajo. Esperamos que toda la industria se sume y nos entreguen sus residuos para convertirlos en recursos. Esta alianza nos permitirá dar solución a la salmonicultura y otras, entregando datos fidedignos de los procesos, así como reducir su huella de carbono”, explicó Julio Compagnon, director de Atando Cabos.

Aquafil es pionera en economía circular gracias al sistema de regeneración Econyl, un proceso innovador y sostenible capaz de crear nuevos productos a partir de los residuos y dar vida a un ciclo sinfín. Los restos de nylon se recogen en lugares de todo el mundo e incluyen residuos industriales, pero también productos -como redes de pesca y alfombras- que han llegado al final de su vida útil.

“Estamos muy emocionados de recibir en perfectas condiciones el primer contenedor con redes proveniente de Chile en nuestras operaciones en Eslovenia. No presentamos ningún contra tiempo en los procesos, importaciones ni aduana. Esperamos que esta alianza y trabajo con la industria en Chile siga creciendo”, manifestó Sasa Muminovic, de AquaFil Chile SPA.

Explican que esta alianza es economía circular 2.0 y reafirman que es posible hacer negocios rentables y generar impacto positivo, articulando toda la cadena.