Las gaviotas causan daño económico, ambiental y social. Foto: Cedida.
Las gaviotas causan daño económico, ambiental y social. Foto: Cedida.

Empresa se instala en Puerto Montt para controlar aves que afectan a la salmonicultura

Chile: Con un método 100% natural y efectivo, Rapaces Nahuelbuta está prestando solución a las complejidades que las gaviotas causan en los puertos donde se disponen los maxisacos de alimentos para peces.

Publicado

Lo que usualmente era un hobby para Wladimir Gatica, se transformó poco a poco en una idea de negocio. Y es que la certrería, que es el arte milenario de cazar con aves rapaces entrenadas, está entregando una solución a una problemática puntual en la industria salmonicultora.

El uso de este método de control biológico 100% natural comenzó en la industria agrícola, donde los productores de nueces, almendras, arándanos, cerezas, uvas, trigo y maíz advirtieron la necesidad de controlar las plagas de aves que afectaban sus cultivos.

Es así como nace Rapaces Nahuelbuta, empresa fundada por Wladimir hace tres años con exitosos resultados en las industrias en donde han prestado servicios. Además, su experiencia está igualmente respaldada por Agrorapaz, empresa peruana socia con más de 18 años de trabajo en el control biológico aviar.

“Aun cuando llevamos poco tiempo dando este servicio, hemos sido reconocido a nivel nacional con diversos premios entregados por instituciones bancarias y gubernamentales, debido a la innovación y al 100% de efectividad”, comenta a Salmonexpert el fundador de Rapaces Nahuelbuta.

Con centro de operaciones en Angol, Región de La Araucanía, el servicio de control biológico aviar replica lo que sucede en la naturaleza. “Nosotros vamos con el depredador natural donde las aves que están generando problemas, las ahuyentamos y las erradicamos. Por lo tanto, es 100% natural y no genera impacto ambiental”, explica Gatica.

¿Y cuál es la problemática de la industria salmonicultora a la que están dando solución? Quizás, muchas de las personas que circulan por el camino costero de Puerto Montt hacia el sector de Chinquihue, han podido advertir la gran cantidad de gaviotas que sobrevuelan los maxisacos de alimentos para salmones que están apostados en los diferentes puertos, para luego ser trasladados a los centros de cultivo.

“Hace unos meses que ya estamos prestando servicios a empresas proveedoras de la industria salmonicultora y recientemente nos instalamos en Puerto Montt, prestando solución frente a los problemas que causan las aves costeras. Lo que hacemos es realizar vuelos controlados de nuestras aves rapaces, a cargo de personal especializado, y da como resultado que, por una acción natural de supervivencia, las aves invasoras abandonan ese lugar. Este método disuasivo, a diferencia de, por ejemplo, los cañones de ruido, no produce acostumbramiento y las gaviotas no vuelven”, recalca Wladimir.

Beneficios

Según comenta Gatica, el impacto de las gaviotas, en ese sector, es en varios ámbitos. “Por una parte, una gran merma de productos ya que destruyen los maxisacos para alimentarse. Además, hay un componente social, ya que son aves que ensucian mucho y los vecinos del sector tenían que constantemente cambiar techos o pintar sus casas por la suciedad. Y en última instancia, las fecas de las gaviotas son vectores de enfermedades como la salmonella y también tienen tal grado de acidez que afectan las estructuras metálicas. Sin utilizar químicos ni métodos artificiales para espantar a las aves, estamos entregando una solución, no sólo a la empresa, sino que también a la comunidad”.

“Dependiendo la problemática de la industria, estos manejos de vuelo se personalizan a cada caso (vuelos diarios, semanales). El formato de trabajo para la industria, en general, se desarrolla mediante servicios con contratos anuales. En Puerto Montt tenemos nuestro personal el cual se encarga de realizar los servicios de control, cuidado y mantención de las aves rapaces, que actualmente son dos las que están haciendo los vuelos controlados. Pero igualmente, estamos capacitando colaboradores de la empresa para realizar el control biológico con nuestras aves rapaces”, expone Gatica, agregando que proyectan que la capital de la Región sea un centro de operaciones de la empresa y así ampliar la capacidad de aves que puedan operar a 18.

Luego de estos meses de trabajo en la ciudad, Wladimir cuenta que el ahorro para la empresa a la cual le están prestando servicio es aproximadamente de $60 millones mensuales, ya que no hay merma de productos.

Peucos, Águilas moras, Halcones peregrinos, Halcones perdigueros y Peuquitos, son las aves con las que trabaja Rapaces Nahuelbuta, a las cuales se les entregan todos los cuidados necesarios y la alimentación adecuada para cumplir con los objetivos del servicio.

Cabe mencionar que Rapaces Nahuelbuta fue recientemente escogido como finalista del Programa “Inmersión Acuicultura”, iniciativa organizada por Sinergiame, en conjunto con ProChile, SalmonChile, Salmones Camanchaca y el apoyo de Corfo.