“Es una buena señal que Yadran se haya autodenunciado”

Superintendente (S) del Medio Ambiente, Emanuel Ibarra.
Superintendente (S) del Medio Ambiente, Emanuel Ibarra.

Chile: El superintendente (S) del Medio Ambiente, Emanuel Ibarra, entregó los detalles relacionados al caso que implicó una sobreproducción superior a las 4.000 toneladas de salmones.

Publicado

Usando la herramienta de autodenuncia -prevista en la Ley Orgánica de la SMA- Yadran comunicó a la Autoridad Ambiental la sobreproducción ocurrida en cuatro centros de cultivo de salmones, ello por más de 4.000 toneladas, todos sitios ubicados en la región de Aysén.

En entrevista con Salmonexpert, el superintendente (S) del Medio Ambiente, Emanuel Ibarra, dio a conocer los detalles de este caso.

¿El que Yadran se haya autodenunciado por sobreproducción es una buena señal?

Es una buena señal. Justamente dentro de los ejes de acción de la SMA está promover los incentivos al cumplimiento, y uno de ellos es la autodenuncia. Con este tipo de acciones, podemos ver una voluntad de las empresas de reconocer estar cometiendo una infracción ambiental y el deseo de regularizar la situación.

Al respecto, hemos recibido otras autodenuncias pero como están en periodo de investigación, son reservadas. Lo importante es que las empresas están comenzando a usar esa herramienta, lo cual siempre será bien considerado por nuestra institución.

Sobre ello, es importante tener presente que con la autodenuncia se abre un proceso de investigación para verificar lo autodenunciado, y luego, comprobado lo anterior, se procede igualmente a formular cargos según lo dispone la ley, y la empresa debe presentar un programa de cumplimiento.

¿Qué implicancias tiene que esta sobreproducción ocurriera en reserva nacional? ¿Se detectó daño ambiental en el lugar?

En este caso no se detectó daño ambiental, sin perjuicio de que la empresa debe analizar los efectos de sus infracciones en el programa de cumplimiento, para proponer acciones referidas a ellos.

Del total de 4 centros, 2 se encuentran en la Reserva Nacional Las Guaitecas: CES Isla Melchor (716) Sector 3 Nor-Weste (la sobreproducción en el ciclo 2019-2021 alcanzó las 275 toneladas) y CES Isla Melchor 719 Sector Nor-Weste (sobreproducción alcanzó 1.175 toneladas en el mismo período), ambos ubicados en el Canal Ninualac.

La empresa proporcionó información a la SMA en su autodenuncia, la que fue contrastada con exigencias de requerimientos de información y también con datos proporcionados por el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca).

¿Cuáles elementos debe contener el programa de cumplimiento para que la empresa sea eximida de la multa?

Tal como mencionamos, la presentación de la autodenuncia exige luego la presentación de un programa de cumplimiento que debe cumplir con los requisitos reglamentarios, esto es, integridad, eficacia y verificabilidad.

En esencia, las empresas deben volver al cumplimiento de sus obligaciones ambientales y hacerse cargo de los efectos de sus infracciones en el medio ambiente. En los casos de sobreproducción, la idea de los programas de cumplimiento es eliminar la ganancia ilícita, por lo que es necesario que toda esa sobrecarga que se generó en el medio marino sea compensada totalmente, idealmente con un adicional. Debe ser una propuesta seria y responsable en relación a las infracciones cometidas y los efectos provocados.

Si el programa de cumplimiento se aprueba, se comienza a ejecutar por la empresa. De ejecutarse correctamente, se exime de la multa, pero si no se ejecuta bien, se reactiva el procedimiento sancionatorio con la posibilidad de aplicar hasta el doble de la multa.

En caso de que se rechace el programa de cumplimiento, se sigue adelante con el procedimiento sancionatorio, pero la SMA considerará el hecho de que se presentó la autodenuncia al momento de determinar la sanción específica a aplicar.

¿Hacen un llamado a la industria salmonicultora a que realice estas autodenuncias?

El primer llamado a las empresas es a que siempre cumplan con la normativa ambiental. Los límites de producción son una exigencia mínima que debe estar absolutamente internalizada en su gestión. Una empresa diligente, debe tener el control de una materia tan importante como esa. En ese sentido, el llamado es que se tomen todas las acciones respectivas, porque dicha materia es de las más denunciadas y es donde estaremos permanentemente vigilando el comportamiento de los titulares.

Por otro lado, en el caso de detectar algún incumplimiento a sus RCAs o normativas aplicables, claramente la autodenuncia es una buena alternativa, la cual, por lo demás, promovemos institucionalmente, porque revela un deseo de regularizarse, el cual debe ser serio. Frente a ese escenario, la SMA tendrá siempre una buena recepción de dicha herramienta.