Investigador de Nofima, Christian Karlsen. Foto: Nofima.
Investigador de Nofima, Christian Karlsen. Foto: Nofima.

Bacterias muertas en el intestino de peces pueden originarse en el alimento

Noruega: Estas y otras conclusiones emergieron cuando los científicos de Nofima empezaron a sospechar de las bacterias que, aparentemente, encontraron en los intestinos de los salmones. 

Publicado

Todo comenzó cuando los científicos del instituto de investigación Nofima realizaron una prueba en la que alimentaron salmón de cultivo durante un período de tiempo y midieron parámetros como la utilización del alimento, el crecimiento y el perfil bacteriano del intestino de los peces. 

Fue un tipo de ensayo muy común, en el que los métodos que utilizaron cumplieron con los estándares con los que está comprometida la comunidad investigadora en general.

Sin embargo, los científicos empezaron a sospechar de las bacterias que aparentemente encontraron en los intestinos de los salmones. 

Investigaron más a fondo y descubrieron que el método de secuenciación de ADN que habían utilizado, y que es comúnmente aplicado por un gran número de expertos durante los últimos diez años, tiene sus limitaciones.

En resumen, lo que encontraron fue que los análisis realizados a partir del ADN secuenciado de la flora intestinal no tienen en cuenta que los microbios que se encuentran en el intestino pueden ser bacterias muertas que provienen del alimento para peces.

Así, el problema es que no ha sido práctica habitual incluir el alimento al estudiar la flora intestinal en salmones. Ni en Noruega ni en algún otros país productor, según el científico de salud de peces Christian Karlsen y la científica de microbios Ida Rud de Nofima.

La investigación de Karlsen y Rud, que incluye 15 alimentos en cinco estudios diferentes, se publicó recientemente en una revista de Nature con el título: "Microbioma del alimento: factor de confusión que afecta los estudios del microbioma intestinal de los peces".