Skip to main content

Algas y bacterias encapsularían residuos de centros de cultivos de salmones

Sergio Rodríguez. Foto: Facultad de Ciencias Naturales y Oceanográficas, UdeC.
Sergio Rodríguez. Foto: Facultad de Ciencias Naturales y Oceanográficas, UdeC.

Chile: Proyecto de investigación de la Universidad de Concepción (UdeC) apoyado por Fundación Copec-UC, Corfo y Brain Chile, convertiría reutilizar los desechos en fuente de alimentos para vacas y pollos, biodiesel, fertilizante e incluso materia prima para cosméticos.

Residuos químicos y biológicos, como orina, fecas, restos de alimentos, antibióticos y hasta pintura que se encuentran en el fondo y la columna de agua de los centros de cultivo de salmones, son los insumos con que el ingeniero de la UdeC, Sergio Rodríguez y los profesores Jorge Silva y Juan José Gallardo, expertos en diseño y construcción de sistemas de recirculación acuícola y fotobiorreactores, respectivamente, avanza en un revolucionario dispositivo que elimina la totalidad de los contaminantes del agua presente en los centros de cultivo.

“Inevitablemente, ahí se acumula orina, heces y otras sustancias nocivas. Actualmente se ocupan biofiltros que forman subproductos, como el nitrito, que es menos tóxico pero igual es dañino para los peces, y el nitrato, que estimula la floración de microalgas que los deja sin oxígeno. A eso se suma el fosfato de sus fecas, que afecta el ecosistema. Nuestro biofiltro es capaz de depurar desechos marinos con eficacia, aportar oxígeno y absorber CO2”, comentó Rodríguez al diario Las Últimas Noticias.

El prototipo consta de columnas acrílicas (6 con capacidad de 13 litros y 4 de tres litros), entrelazadas con cinta LED que les permite funcionar con energía solar. Los reactores están habitados por comunidades de bacterias y algas meticulosamente elegidas.

“Este biomedio cuenta con esferas que retiene todo lo que se depura del agua. Pasan de color verde pálido a oscuro, casi negro, a medida que absorben contaminantes. Hicimos experimentación continua con la columna de tres litros para una pecera de 40 kilo; hoy, el proceso dura una hora y el objetivo es reducirlo a la mitad. Los sistemas actuales no depuran todos los contaminantes y demoran cerca de dos horas”, explicó el profesional.

A juicio de Rodríguez, la composición del medio orgánico es rica en proteínas y ácidos grasos Omega 3 y 6. “Esto permite reutilizar todo lo capturado en distintos formatos: fuente de alimento para vacas y pollos, biodiesel, fertilizante e incluso materia prima para cosméticos. Es una apuesta de producción sustentable de principio a fin”, recalcó.

Pruebas

Rodríguez está probando su invento en un sistema piloto de 100 litros, a lo que le seguirán pruebas de campo en un centro de cultivo de 6 toneladas de salmón.

“Tenemos la certeza que gracias a la acción de estos biofiltros podemos superar a Noruega como el máximo productor de salmón mundial. Cuando esta técnica se consolide y actúe sobre el sistema de circulación de agua, se podrán cultivar peces en zonas urbanas y hasta en el desierto. No tenemos techo”, argumentó.

Financiamiento

 

Este proyecto ganó las dos fases del “Aplica tu Idea” de Fundación Copec-UC, desafío para propuestas innovadoras de estudiantes de educación superior en el ámbito de los recursos naturales, obteniendo $3 millones para potenciar su iniciativa.

A ello se suma $1 millón del programa Corfo de Apoyo a la Realización de Tesis y $3 millones del concurso Brain Chile, donde pasó a la fase de aceleración.