ASC rechaza calificación de Seafood Watch y afirma que trucha chilena es confiable

Salmón certificado ASC. Foto: Aquaculture Stewardship Council.
Salmón certificado ASC. Foto: Aquaculture Stewardship Council.

Chile: La entidad dice que Seafood Watch califica todo el salmón certificado por ASC como "opción de compra", para consumidores conscientes del medio ambiente, y eso cubre a la trucha chilena.

Publicado

De manera sorpresiva, el reconocido programa de la ONG Monterey Bay Aquarium que realiza mediciones a productos del mar para ayudar a los consumidores en su elección, el Seafood Watch, rebajó su clasificación a la trucha de origen chileno, pasándola de la categoría en amarillo “Buena Alternativa” a la categoría en rojo “Evitar”, tanto en las regiones de Los Lagos, Aysén y Magallanes.

Frente a esto, desde ASC reaccionaron, señalando a Salmonexpert que “todas las truchas arcoíris certificadas por ASC cultivadas en aguas marinas están certificadas según el Estándar de salmón de ASC. Los problemas planteados por el Monterey Bay Aquarium (MBA) en estas regiones en particular se abordan según los criterios estrictos del Estándar ASC Salmón v1.3 (la última versión v1.4 entrará en vigencia en febrero de 2023)”.

De hecho, Seafood Watch califica todo el salmón certificado por ASC (o la trucha arcoíris cultivada en el mar) como una "opción de compra" para los consumidores conscientes del medio ambiente, y eso cubre el salmón y la trucha arcoíris de ASC de todas las regiones, incluido Chile.

“Esto anula cualquier calificación que se le haya dado a una región. Esto se debe a que Seafood Watch ha evaluado el estándar de salmón de ASC y lo ha reconocido como coherente con sus propios criterios de sostenibilidad ambiental”, afirman desde ASC.

Por lo tanto, ASC recalca que los consumidores y compradores del sector minorista y de servicios de alimentos pueden continuar comprando truchas arcoíris certificadas por ASC cultivadas en Chile con confianza. “Si tiene la certificación ASC, puede estar seguro de que se ha producido de manera responsable, ciertamente”.

ASC decidió, en tanto, referirse al Estándar para salmón al abordar algunos puntos planteados por MBA en su informe:

MBA afirma: “En la Región de Los Lagos, las truchas arcoíris son tratadas, en promedio, 1,17 veces por sitio por año con antimicrobianos catalogados como muy importantes para la medicina humana por la Organización Mundial de la Salud”.

El Estándar ASC para salmón prohíbe todo uso de antibióticos clasificados como de importancia crítica por la OMS (Criterio 5.2.12) y establece requisitos específicos para limitar el uso de todos los demás antibióticos (5.2.13-5.2.15), así como prevenir el desarrollo potencial de resistencia antimicrobiana con análisis y requisitos específicos (5.3).

MBA afirma: “El alto uso de antimicrobianos y pesticidas para controlar enfermedades bacterianas y piojos de mar parasitarios y el desarrollo potencial de resistencia a los antimicrobianos en todo Chile son preocupaciones importantes”. […] “Además, continúan ocurriendo eventos de escape a gran escala y pérdidas por goteo”. […] “las truchas cultivadas que escapan representan un alto riesgo para las especies nativas silvestres a través de la depredación y la competencia por los recursos”.

El estándar ASC para salmón aborda, minimiza y mitiga todos estos problemas. También vale la pena considerar que cada finca se desempeña de manera diferente y que todas las partes interesadas pueden ver los informes de auditoría específicos de cada una de las fincas certificadas por ASC.

ASC también impone fuertes limitaciones y niveles de desempeño requeridos con respecto al uso de antibióticos, uso de parasiticidas (5.2.5); prevención del desarrollo potencial de resistencia a los antimicrobianos (5.3); los piojos de mar (parásitos y patógenos) son una preocupación clave que se aborda en el Estándar para salmón de ASC (3.1).

Además, ASC garantiza la prevención de eventos de escape a gran escala y limita estrictamente el número tolerado de escapes de peces (3.4); Las "pérdidas por goteo" (pérdidas inexplicables) se abordan a través de 3.4.3 y ASC requiere transparencia y rendición de cuentas de los datos de desempeño a nivel de finca anteriores al proporcionar evidencia sobre su desempeño ambiental y social en el Apéndice VI.