Dr. Carlos Loncoman, investigador de la Universidad Austral de Chile (UACh). Foto: Salmonexpert.
Dr. Carlos Loncoman, investigador de la Universidad Austral de Chile (UACh). Foto: Salmonexpert.

Combinación de genotipos de PRV sería clave en aparición del síndrome ictérico

Chile: El Dr. Carlos Loncoman, de la Universidad Austral de Chile, dio a conocer distintos descubrimientos en torno a PRV en salmón coho, donde se incluyeron resultados con aislados nacionales.

Publicado Actualizado

El jueves pasado se realizó el seminario Aquavirus 2022, evento que reunió a expertos nacionales e internacionales a debatir los últimos avances en cuanto a las enfermedades virales en salmónidos.

En la oportunidad, el Dr. Carlos Loncoman, investigador de la Universidad Austral de Chile (UACh), presentó la charla titulada “Piscine orthoreovirus (PRV) en salmón coho”, en donde dio a conocer los resultados de sus estudios con aislados nacionales del virus desde salmón coho.

Lo anterior, comenzando por dar un introducción a las características del virus y de la enfermedad en salmón coho, como por ejemplo, que se presenta en agua salada 5 a 9 meses posteriores a la siembra, que peces en RAS tienen mayor riesgo, y que constantemente está asociado a otros agentes infecciosos como SRS u otros PRV.

Esta combinación con otros PRV, según el experto, es lo que podría estar causando el síndrome ictérico en los peces, pero es necesaria mayor información y más específica para corroborar este hecho. Todo esto, porque todavía no se ha confirmado la causalidad entre un tipo de PRV específico y el síndrome ictérico.

Lo que el Dr. Loncoman señaló como característico de la patología, es que además de causar un disturbio del sistema circulatorio, podría también generar un disturbio metabólico en peces de crecimiento rápido.

"Estos animales crecen tan rápido que podrían tener alguna asociación no solamente con el virus como gatillante del síndrome ictérico, sino que también podría existir alguna característica del pez que podría estar produciendo la enfermedad", detalló el científico de la UACh.

PRV en Chile

Luego, el experto procedió a mostrar los resultados de un estudio que buscó identificar diferencias entre las secuencias de PRV obtenidas desde salmón coho con síndrome ictérico, determinar si PRV-3a se replica en eritrocitos de salmón coho y evaluar la respuesta antiviral de eritrocitos infectados por el virus.

Las secuencias del segmento S1 se agruparon filogenéticamente junto a otras publicadas para PRV-3a altamente virulentas incluyendo una secuencia aislada desde trucha arcoíris en agua dulce.

“El segmento S1 codifica para la proteína sigma 3 de superficie y para la proteína no estructural p13. Lo interesante es que en ambas proteínas encontramos marcadores moleculares que estaban asociados a la misma secuencia de salmones coho con síndrome ictérico”, explicó el Dr. Carlos Loncoman.

Las secuencias del segmento M2 del virus también se clasificaron en el mismo grupo anterior y poseían modificaciones aminoacídicas similares a cepas de PRV altamente virulentas.

Asimismo, los resultados el investigador de la UACh mostraron que si bien el virus se replica dentro del eritrocito, aunque de manera no muy eficiente, no lo destruye, por lo tanto probablemente el eritrocito vaya a otro lugar para ser destruido, como el bazo. Lo que sí evidenciaron es que activa la respuesta inmune de varios marcadores a distintos tiempos.

Los próximos estudios del científico estarán enfocados en realizar ensayos experimentales in vivo para poder replicar la enfermedad en laboratorio, evaluar cada uno de los marcadores de senectud, apoptosis o eritrofagia para dilucidar dónde van a ser destruidos y cuál es el rol de la destrucción de estos eritrocitos con el síndrome ictérico.