Alta demanda es sinónimo de poca variedad en productos de salmón

El investigador principal Geir Sogn-Grundvåg es director del proyecto Qualidiff, de cuatro años de duración, que ha dado lugar a varias publicaciones científicas.
El investigador principal Geir Sogn-Grundvåg es director del proyecto Qualidiff, de cuatro años de duración, que ha dado lugar a varias publicaciones científicas.

Noruega: Los altos precios del salmón hacen que las personas estén menos dispuestas a pagar más por nuevos productos sostenibles provenientes de la industria.

Publicado

La gran mayoría del salmón exportado desde Noruega se vende como salmón entero eviscerado. Durante los últimos cuatro años, los especialistas de mercado han investigado las oportunidades que tienen los productores noruegos de salmón para vender una mayor selección de productos.

En varios estudios, los investigadores han entrevistado a productores, compradores y consumidores de salmón acerca de sus preferencias. Estudiaron productos y precios de salmón existentes e investigaron diferentes esquemas de marca y características de calidad en diferentes mercados. Sin embargo, hay pocos indicios de que la gama de productos vaya a cambiar mucho en el corto plazo.

“Cuando los clientes quieren más salmón del que se produce y el precio es alto, hay poca motivación para que los productores inviertan en el desarrollo de nuevos productos”, señaló a Kyst.no el investigador principal Geir Sogn-Grundvåg.

Las exportaciones del año pasado alcanzaron un récord, con una cifra de 1,3 millones de toneladas de salmón noruego por un valor de NOK 81 mil millones. Pero con el tiempo, la rentabilidad probablemente se normalice y entonces será importante crear una gama más amplia de productos para garantizar precios y rentabilidad estables. También será importante encontrar nuevos mercados para los productos existentes.

No pagar más por diferentes calidades

Actualmente, cuando los fabricantes hacen diferentes productos, son principalmente características externas las que los distinguen, como las etiquetas sustentables, las marcas propias y el origen del pescado. Hay poco en el producto de salmón en sí mismo que lo diferencie del producto vecino en el estante de la tienda.

Una gran proporción del salmón que se vende entero y eviscerado en Noruega se procesa en otros países. En entrevistas con compradores, varios de ellos dicen que les gustaría imaginar diferentes características del salmón que obtienen de Noruega.

“Los productos de salmón podrían, por ejemplo, tener diferente contenido de grasa o diferentes tipos de grasa, como resultado del cultivo y alimentación diferente. Pero tales adaptaciones son costosas y exigentes, ya que los peces deben mantenerse separados durante la producción. Y quienes procesan el pescado no están dispuestos a pagar más por salmones con diferentes calidades”, recalca el investigador principal.

Las etiquetas sustentables ofrecen un precio más alto y una vida útil más larga del producto

Para distinguirse positivamente, los fabricantes utilizan esquemas de marca que se refieren a características ambientales y de sostenibilidad positivas del producto. ¿Qué importancia tienen estas etiquetas para los consumidores cuando toman sus decisiones a la hora de comprar?

Los investigadores han llevado a cabo varios estudios en varios mercados de exportación y, en particular, han examinado varias condiciones que rodean a las marcas ASC (Aquaculture Stewardship Council) y MSC (Marine Stewardship Council). Estos se pueden utilizar en productos que están certificados de acuerdo con una serie de requisitos para la producción y la pesca sostenibles.

“En un estudio en Dinamarca, los investigadores encontraron una gran variación en los productos de salmón preferidos por los consumidores. Pero las características relacionadas con la conveniencia, es decir, que el producto sea fácil de usar, fueron muy importantes para que los consumidores eligieran comprar los productos”, explica Sogn-Grundvåg.

Lea el artículo completo aquí en la última edición de Norsk Fish Farming.