Mowi reconoce que se detendrán importantes inversiones

Ivan Vindheim, director ejecutivo de Mowi.
Ivan Vindheim, director ejecutivo de Mowi.

Noruega: La salmonicultora admite que la industria acuícola noruega, está sufriendo el mayor revés en sus 50 años de historia, afectándose su posición de liderazgo mundial.

Publicado

Como resultado de la propuesta del gobierno de un impuesto sobre la renta del suelo del 40% y un impuesto total del 62% para la industria salmonicultora noruega, Mowi elevó la compra de 914 toneladas de biomasa a una contraprestación total de NOK 183 millones (US$17 millones)

“La propuesta del gobierno significa que Mowi ya no puede defender el precio de compra”, manifestó la compañía salmonicultora en un comunicado bursátil.

Además, Mowi insta al gobierno a reconsiderar la propuesta sobre el impuesto a la renta del suelo.

“La industria de la acuicultura es una industria futura que nosotros, como nación, queremos hacer crecer y la propuesta fiscal presentada afecta muy negativamente la capacidad y la voluntad de inversión".

"En consecuencia, una tasa impositiva del 62% detendrá importantes inversiones a lo largo de toda la costa, lo que no sólo generará menos empleos a nivel local, sino también una importante transferencia de valores de las comunidades costeras a las áreas centrales, escriben más adelante”, recalcaron.

La empresa señaló que Mowi es una empresa global y el salmón no es local.

“Se puede producir tanto en agua como en tierra en todo el mundo, cerca de los grandes mercados. Si se adopta la propuesta de un impuesto del 62%, la industria de la salmonicultura en Noruega enfrenta el mayor revés en sus 50 años de historia y la posición de liderazgo que tiene Noruega está a punto de caer”, consideran.