Cermaq anuncia que congela inversión

El director ejecutivo de Cermaq, Steven Rafferty, advirtió que un impuesto al salmón provocaría una reducción en la investigación y el desarrollo, lo que dañaría la reputación de Noruega como líder mundial en la industria.
El director ejecutivo de Cermaq, Steven Rafferty, advirtió que un impuesto al salmón provocaría una reducción en la investigación y el desarrollo, lo que dañaría la reputación de Noruega como líder mundial en la industria.

Noruega: El impuesto del 40% planeado por el gobierno noruego impulsó la decisión de hacer una pausa, según lo informó la salmonicultora, siguiendo la línea de otros productores.

Publicado Actualizado

Cermaq anunció ayer que congelará las inversiones en Noruega debido al impuesto al salmón del 40% propuesto por el gobierno, al igual que Lerøy Seafood Group, Nordlaks y Nova Sea, mientras que Mowi y SalMar pusieron en duda la expansión de sus cultivos.

El gobierno conmocionó a la industria cuando anunció planes para el “impuesto sobre la renta de recursos” la semana pasada, aunque aún no ha sido aprobado por el Storting (Parlamento noruego).

Cermaq fue el cuarto mayor productor de salmón de Noruega el año pasado, cosechando 92 mil toneladas de pescado, junto con 79 mil toneladas en Chile y 20 mil toneladas en Canadá.

Precio de mercado

Al anunciar la moratoria de las inversiones en Noruega, el director ejecutivo de Cermaq, Steven Rafferty, expresó que "esperaremos una comprensión más clara del anuncio de la semana pasada y la propuesta final para el impuesto sobre la renta de recursos y las regulaciones asociadas".

En un comunicado de prensa, Cermaq señaló que no está de acuerdo con los comentarios del ministro de finanzas noruego, Trygve Slagsvold Vedum, de que los productores de salmón “no pagaron las licencias antiguas”.

Indicó también que el propietario de Cermaq -Mitsubishi Corporation de Japón- adquirió la empresa en 2014 del principal accionista, el gobierno noruego, a un precio de mercado, y que la mayor parte del precio pagado fue por la valoración de las licencias. El mayor crecimiento de Cermaq se había producido a través de las subastas de licencias también a precio de mercado, hace solo dos años, donde el precio de la subasta se calculó bajo el régimen fiscal actual.

“En la adquisición de empresas de propiedad extranjera, a menudo es apropiado tener en cuenta el riesgo país dentro del precio de adquisición donde hay una economía volátil o un entorno políticamente inestable, donde Noruega se ve como lo contrario. Es difícil creer en retrospectiva que Mitsubishi debería haber incorporado un riesgo país para una economía como la de Noruega”, argumentó Rafferty.

Beneficios reinvertidos

En retrospectiva, es difícil creer que Mitsubishi debería haber incorporado un riesgo país para una economía como la de Noruega"

Steven Rafferty

Según el ejecutivo, “la gran mayoría de las ganancias obtenidas en Cermaq Noruega desde 2014 se han reinvertido en nuestras operaciones. Aunque Cermaq tiene grandes operaciones también en Canadá y Chile, la mayoría de los fondos se han invertido en Noruega”.

Cermaq manifestó que durante muchos años, Noruega ha sido líder en I+D+i y también en abordar la sostenibilidad y la reducción de las emisiones de carbono a través de nuevas tecnologías y grandes inversiones en esta área.

“Hay pocas dudas de que la actual propuesta de impuesto a los recursos llevará a una menor inversión en Noruega y más fuera del país. Las nuevas regulaciones, si se implementan, dañarían gravemente la posición de Noruega como líder mundial”, puntualizó Rafferty.

Ya no es líder

“Después de muchos años trabajando en la industria mundial del salmón, me he referido a Noruega como un modelo a seguir para que lo sigan otros países salmonicultores. Este no puede ser el caso en el futuro si la propuesta es obligatoria. Hay muchos detalles de la propuesta que tendrán un impacto negativo en la posición competitiva de Noruega como región pionera en salmón. Es una pena que no se haya podido realizar un proceso de consulta previo al anuncio del nuevo impuesto”, recalcó el director ejecutivo de Cermaq.

Cermaq invirtió más de NOK 5 mil millones (US$468 millones) en sus dos regiones salmonicultoras en Nordland y Finnmark desde 2016. La intención era invertir una cantidad similar en los próximos años.

“Sin embargo, considerando las nuevas propuestas, no tenemos más remedio que hacer una pausa; esto tendrá un impacto natural en el crecimiento y la creación de empleo en muchos municipios costeros en los que operamos”, dijo Rafferty.

En espera

Cermaq Noruega emplea a 680 personas en los condados de Nordland y Finnmark. La compañía es una de las empresas salmonicultoras más grandes del norte de Noruega con cuatro instalaciones de agua dulce, 43 instalaciones marinas y dos plantas de procesamiento, así como un centro de observación en Hamarøy. La producción de salmón se encuentra en los municipios de Steigen, Hamarøy, Bodø, Narvik y Øksnes en Nordland, y en los municipios de Loppa, Alta, Hammerfest y Måsøy en Finnmark.

“Como importante empleador en estas comunidades, queremos contribuir al crecimiento. Planeamos un nuevo hatchery en el municipio de Hasvik en Finnmark, creando 30 nuevos puestos de trabajo, pero ese proyecto ahora está en suspenso”, agregó Rafferty.