Dr. Mark Powell, CEO y gerente general de Marineholmen RASLab. Foto: Salmonexpert.
Dr. Mark Powell, CEO y gerente general de Marineholmen RASLab. Foto: Salmonexpert.

Eliminación de piojos de salmón y amebas con agua modificada iónicamente

Noruega: Mediante nanofiltración del agua de mar, Fiizk desarrolla un nuevo método de tratamiento para AGD y piojo de mar, hecho confirmado por Salmonexpert en visita al centro Marineholmen RASLab.

Publicado

Marineholmen RASLab es un centro de investigación noruego dedicado exclusivamente a desarrollar proyectos de distinto tipo en sistemas de recirculación.

Consta de una gran sala de 400 metros cuadrados con 12 pequeños módulos RAS operados de manera individual para llevar a cabo los distintos proyectos que le son encargados.

Comenzó a operar en 2020 con nueve proyectos. Luego, según el Dr. Mark Powell, CEO y gerente general de Marineholmen RASLab, han crecido a un ritmo de 6% anual y para el 2022 ya tienen un promedio de 18 proyectos por ejecutar.

En un recorrido por las instalaciones, el Dr. Powell cuenta a Salmonexpert que han tenido mucha demanda por ser únicos en su tipo y que todas sus investigaciones han sido distintas.

“Hemos tenido proyectos de calidad de agua, nuevas tecnologías, evaluación de dietas, fármacos y nuestra ventaja es que podemos controlar todas las variables ambientales como salinidad, temperatura, luz, oxígeno, etc…”, señala el gerente.

Piojo de mar

No obstante, un desarrollo que vienen investigando, validando y desarrollando hace un tiempo junto con la empresa Fiizk es un nuevo tratamiento para el piojo de mar que es distinto a todos los existentes.

Este nuevo desarrollo modifica iónicamente el agua sin agregar químicos, por lo que es medioambientalmente amigable y mucho más barato que realizar osmosis inversa para baños con agua dulce.

Teoría

En la teoría, el agua modificada tendría una salinidad distinta que el piojo no sería capaz de osmorregular tan bien como el salmón para sobrevivir y, por lo tanto, reacciona fuertemente a la composición iónica del agua salobre producida. Al eliminar varios iones del agua en diversos grados, se logra una versión especial de agua salobre.

“El proceso de nanofiltración del agua mediante una membrana especial saca algunos iones minerales que son críticos para la sobrevida de la ameba que afecta las branquias. Para el caso del piojo de mar, todavía no sabemos específicamente cómo es afectado, pero sabemos que tiene un efecto sobre la piel del pez, y a su vez el piojo se hace más débil. Sabemos que el piojo muere, pero todavía no sabemos cómo”, explica Mark Powell.

Las condiciones de tratamiento son dos horas para Caligus elongatus y unas ocho horas para Lepeophtheirus salmonis, y luego de eso, 24 horas después, los piojos en el pez disminuyen a 0,2 piojos/pez.

El ejecutivo indica que el tratamiento se ha probado tanto en laboratorio como en terreno, evidenciándose un 90-95% de remoción de piojos. No obstante, todavía quedan algunos desafíos que resolver.

“Ya lo hemos probado en wellboats junto a Mowi. Tal vez no se vean efectos inmediatos, pero 24 horas después definitivamente sí. A los peces no les importa, no se ve ningún efecto adverso en el pez, de hecho se mejora el bienestar animal ya que tienen menos piojos, menos lesiones cutáneas y mejor salud branquial”, concluye el Dr. Powell.