Imagen referencial de smolts. Foto: Archivo Salmonexpert.
Imagen referencial de smolts. Foto: Archivo Salmonexpert.

Salmonicultora paraliza obras de construcción para ecopiscicultura de recirculación

Chile: Invermar reveló que su proyecto Aucha, ubicado en Calbuco, resultó afectado por solicitudes de Espacios Marítimos Costeros de Pueblos Originarios, impactando en el empleo local.

Publicado

Frente a las incertezas generadas por las solicitudes EMCPO (Espacio Marítimo Costero de Pueblos Originarios) asociadas al proyecto llamado ecopiscicultura de Recirculación Aucha en Calbuco, desde Invermar dijeron a Salmonexpert que se vieron forzados a paralizar temporalmente las obras de construcción a partir del día 8 de junio de 2022, las cuales significaban, según comunidades de la zona, 200 puestos de trabajo aproximadamente.

“Este proyecto cuenta con características únicas, que lo hacen uno de los más modernos en su tipo en Sudamérica, ya que ha considerado la implementación de tecnología de recirculación de última generación, lo que permitirá hacer un uso más eficiente del agua, permitiendo reutilizar el 98% del agua y sólo el 2% se recambia lo que hace el sistema de cultivo más eficiente que las pisciculturas de flujo abierto existente en la actualidad”, indican desde la empresa. 

Sobre el encadenamiento productivo, desde mediados del 2019 Invermar afirma que ha estado trabajando con las comunidades vecinas “en distintas iniciativas que permiten el fortalecimiento productivo de mujeres de comunidades indígenas, apoyo en la generación de proyecto para fortalecer la infraestructura hídrica de las comunidades y ha impulsado el desarrollo de proveedores locales, lo que ha contribuido a generar trabajo tanto directo como indirecto”.

Respecto a la sostenibilidad, esta ecopiscicultura, según la compañía, se encuentra a la vanguardia en tecnología con: reducción del período de engorda en mar de 18 a 10 meses; optimización del descanso de las concesiones acuícolas generando beneficios ecosistémicos; disminución en uso de antibióticos y antiparasitarios; baja de huella de carbono por menor transporte terrestre ya que el proyecto contempla carga directa de los peces desde el estanque al barco; y descenso del escape a través de una producción de salmones con peso superior. 

La implementación de esta obra, detallan desde la salmonicultora, involucra una inversión de 20 millones de dólares en su primera etapa y en su siguiente fase una inversión futura de 24 millones de dólares. “Como organización hemos cumplido con responsabilidad con todos los requisitos y gestiones necesarias para llevar a cabo este importante proyecto, que tiene como objetivo avanzar aún más en la sostenibilidad”. 

La paralización de la obra tiene, admiten desde Invermar, tiene un alto impacto para la empresa “y todos los que directa e indirectamente trabajan junto a nosotros. Seguiremos trabajando con la comunidad en los compromisos de desarrollo social que hemos adquirido desde sus inicios”. 

“Confiamos en que esta situación se aclare, para poder seguir contribuyendo con nuestro trabajo al desarrollo y crecimiento de nuestras comunidades y el país. Cualquier cambio en la situación será informado debidamente”, manifestaron desde la compañía nacional.