Fiscalización a centro de cultivo de Nova Austral. Foto: Sernapesca.
Fiscalización a centro de cultivo de Nova Austral. Foto: Sernapesca.

Sernapesca pide suspender centro de Nova Austral por dos ciclos productivos

Chile: La salmonicultora magallánica apeló contra la multa por $150 millones, la cual recibió por entregar información no fidedigna y fuera de plazo a la autoridad sectorial, solicitando una rebaja.

Publicado Actualizado

El Primer Juzgado de Letras de Punta Arenas condenó recientemente a Nova Austral al pago de una multa de 3.000 UTM (más de $150 millones, que es el máximo legal), tras considerarla culpable de entregar información no fidedigna y fuera de plazo a Sernapesca. 

Pese a ello, el tribunal no impuso la suspensión de operaciones por dos ciclos productivos como lo dispone la ley, argumentando que la salmonicultora magallánica habría colaborado con el proceso y corregido sus procedimientos, bajo la nueva administración.

Frente a esto, Alicia Gallardo, directora nacional de Sernapesca, contó a Salmonexpert que ayer, la entidad fiscalizadora concretó la apelación para la suspensión de dos ciclos productivos de un centro de Nova Austral que presentó las mayores inconsistencias de información entregada. Sin embargo, considerando que es un proceso judicial, afirmó que por ahora no puede revelar su nombre. 

Lo que sí, “realizamos un análisis estadísticamente significativo de los 18 centros de cultivo de Nova Austral y encontramos que en un sitio se vulneraba la información entregada a Sernapesca sobre los máximos permitidos en los tres aspectos más críticos: mortalidad, siembra y cosecha, con una diferencia cercana al 40% en comparación a la información real, lo que sobrepasa el sentido común”, explicó la autoridad sectorial.

Alicia Gallardo, directora nacional de Sernapesca. Foto: Sernapesca.
Alicia Gallardo, directora nacional de Sernapesca. Foto: Sernapesca.

Con todo, Gallardo dejó en claro que el resto de centros de cultivo de la salmonicultora magallánica incumplían uno o dos de estos aspectos críticos en la entrega de información fidedigna, pero que el sitio por el que se apeló pasaba a llevar las tres variables ampliamente. 

¿La situación es generalizada en la industria del salmón? La directora nacional de Sernapesca indica que “hicimos dos auditorías grandes a las principales productoras de salmón en Chile y luego de ese proceso, no detectamos ninguna desviación de información entregada similar a la de Nova Austral, con lo que este caso es puntual y no refleja la realidad de las demás empresas del sector”.

Christian Obreque, presidente del Sindicato de Trabajadores de Centros de Cultivo de Nova Austral. Foto: Cedida.
Christian Obreque, presidente del Sindicato de Trabajadores de Centros de Cultivo de Nova Austral. Foto: Cedida.

Visión de la empresa y de los trabajadores

Por su parte, a través del abogado Aldo Molinari, Nova Austral interpuso un recurso de apelación en contra de la sentencia definitiva pronunciada el 1 de julio pasado, que condenó a la empresa al pago de una multa en dinero equivalente a 3.000 UTM. Con esta acción, la compañía busca que el castigo pecunario impuesto sea rebajado al mínimo legal o el que la Corte de Apelaciones de Punta Arenas determine.

En su recurso de apelación, la salmonicultora magallánica argumentó que se materializan una serie de atenuantes para la rebaja en la multa por $150 millones que se le impuso, entre ellas, el aporte de antecedentes de las infracciones; que la información no fidedigna no se tradujo en la propagación de enfermedades, patógenos o plagas; que la mortalidad fue adecuadamente sometida a ensilaje y que se evitó daño relacionado; y la inexistencia de un beneficio económico con el subreporte. 

Mientras que Christian Obreque, presidente del Sindicato de Trabajadores de Centros de Cultivo de Nova Austral, se muestra preocupado por la situación productiva de la empresa, donde a causa de estos problemas derivados del caso de subreportes se desvinculó a 35 colaboradores. “Esperamos que no ocurran más despidos de cara al futuro”. 

“Aunque no estoy defendiendo a la empresa, sino representando a los trabajadores, la compañía está enmendando sus errores -lo que se observa en la primera certificación BAP que obtuvo y a que reinició el proceso con ASC-, fue castigada en varios flancos que son conocidos por todos, y por tanto solicitamos que las autoridades hagan algo por todos los colaboradores de Nova Austral, que en más del 90% provenimos de la región de Magallanes”, puntualizó Obreque.