Una ilustración del RAS de trucha de Hima Seafood que se construye en la región de Telemark en Noruega. Imagen: Hima Seafood.
Una ilustración del RAS de trucha de Hima Seafood que se construye en la región de Telemark en Noruega. Imagen: Hima Seafood.

Avanza construcción de centro RAS para truchas más grande del mundo

Noruega: Hima Seafood, que planea cultivar 9.000 toneladas de trucha anualmente, tomará agua tibia de un sistema de enfriamiento cercano, para la temperatura correcta de su centro RAS.

Publicado

Una empresa que construye el centro de truchas terrestre más grande del mundo en la región de Telemark de Noruega utilizará el calor residual de un sitio de datos cercano.

Hima Seafood, que planea cultivar 9.000 toneladas de trucha anualmente en Rjukan, tomará agua tibia del sistema de enfriamiento en el centro de datos DC2-Telemark de Green Mountain, ubicado a 800 metros de su instalación de sistema de recirculación de acuicultura (RAS).

La tecnología del intercambiador de calor garantizará que la instalación de Hima pueda utilizar la energía del agua para obtener la temperatura correcta del agua en el RAS. Posteriormente, la misma agua se devolverá a Green Mountain a una temperatura más baja para que se vuelva a utilizar para enfriar los servidores informáticos del centro.

Temperatura estable

“Asegurar una temperatura del agua constante y estable para nuestros peces es clave para producir un producto de clase mundial”, dijo el director de cultivo de Hima, Joe McElwee, en un comunicado de prensa.

“La calidad superior del producto y la sustentabilidad ambiental no son solo lemas para nosotros, son parte del ADN de Hima”, agregó McElwee, un experimentado piscicultor marino y terrestre que ha pasado casi cuatro décadas en la acuicultura.

El director ejecutivo de Hima, Sten Falkum, señaló: “El calor residual de Green Mountain representa un ahorro de costes significativo en nuestra producción, y estamos encantados de que nuestros requisitos de calefacción puedan ayudar a reducir la huella medioambiental de Green Mountain y, a cambio, ayudar a enfriar el centro de datos. Esta es realmente una solución beneficiosa para ambas partes".

Tor Kristian Gyland de Green Mountain indicó que: “Sin duda, los centros de datos consumen mucha energía. Aunque nuestros centros de datos funcionan con energía hidroeléctrica 100% renovable, no nos gusta desperdiciar la energía. Este proyecto es un ejemplo revolucionario de economía circular, donde la producción de una empresa puede beneficiar a otra con un beneficio ambiental adicional. Nuestra visión es 'establecer el estándar ecológico' y este proyecto realmente lo respalda".

17 meses para cosechar

Según el sitio web de Hima, el tiempo de producción de su trucha se estima en 17 meses desde los alevines hasta un peso promedio de alrededor de 4 kilos. Las ovas para el RAS serán suministradas por Osland Havbruk AS, y la cepa de trucha que se utilizará es Osland, de Høyanger en el Sognefjord.

Hima, en tanto, se ha asociado con Villa Seafood, que es responsable de la venta, distribución, procesamiento y marca del producto terminado de trucha.

La tecnología RAS será proporcionada por el especialista en RAS Eyvi, con sede en Sandefjord al sur de Oslo. Hima Seafood tiene una licencia para obtener agua de un enorme depósito de agua subterránea en Vestfjorddalen, justo debajo de donde se está construyendo la instalación. La compañía sostuvo que no hay agricultura cerca de la instalación en Rjukan u otras actividades en el suelo que afecten la fuente de agua de alta calidad.

La construcción del centro RAS estaba programada para comenzar el mes pasado y se espera que la primera trucha Hima esté en el mercado en 2024.