La planta de Nova Austral en Porvenir es una importante fuente de empleo en esa comuna. Foto cedida.
La planta de Nova Austral en Porvenir es una importante fuente de empleo en esa comuna. Foto cedida.

Temen retroceso en Porvenir por relevantes sanciones a Nova Austral

Chile: La salmonicultora, que se enfrenta al cierre de tres centros de cultivo por infracciones medioambientales, tiene un gran impacto laboral y social en la capital de Tierra del Fuego.

Publicado

Un ambiente de inquietud se impuso en la comuna de Porvenir, capital de la provincia de Tierra del Fuego en Magallanes, una vez que se supo de las drásticas sanciones que impuso la Superintendencia del Medio Ambiente a la empresa Nova Austral por exceder la producción permitida en tres centros de cultivo y causar con daño ambiental en un parque nacional.

Y es que la compañía basa sus operaciones en la capital fueguina donde funciona una planta de proceso de salmones que emplea a unas mil personas de manera directa, mientras que con los puestos de trabajo indirectos se llega a cerca de tres mil ocupados.

La cifra cobra relevancia al constatar que la población total en la comuna supera por poco las 7 mil personas.

Aunque la medida de cierre de tres centros de cultivo de Nova Austral será seguramente materia de un largo proceso en la la justicia, hoy preocupa en algunos sectores de la comunidad que una menor producción impacte en la actividad, tanto en el empleo directo como en la prestación de servicios.

Carlos Soto, concejal de Porvenir. Foto cedida.
Carlos Soto, concejal de Porvenir. Foto cedida.

“Cuando llegó Nova Austral a Porvenir llegó el empleo para la gente, con una industria que pagaba bien”, comenta el concejal de esa comuna Carlos Soto, quien recuerda que antes la ciudad dependía de los servicios públicos.

Menciona los servicios de transporte, alojamiento y alimentación como algunos de los que se desarrollaron con pequeños empresarios para entregar servicios a la salmonicultora.

“Si la empresa llega a cerrar, ¿qué hacemos con toda la cesantía?”, se pregunta el edil, junto con responsabilizar al gobierno y grupos ecologistas por el calibre de la sanción para la empresa.

Carlos Gallardo representa a los transportistas. Foto cedida.
Carlos Gallardo representa a los transportistas. Foto cedida.

Transportistas afectados

Nova Austral enfrenta las sanciones por faltas medioambientales, y en el tribunal de Porvenir se ventila una causa penal por las maniobras de una administración anterior que les habría permitido acceder de forma irregular a millonarios subsidios.

Todo eso lo sabe la comunidad de Porvenir, pero allá destacan también el apoyo a distintas actividades sociales que en una comunidad pequeña muestran un impacto relevante: becas para estudiantes, aportes a organizaciones y refuerzo en las clases de inglés en la escuela.

En el transporte hay 18 empresas fueguinas que trabajan con la industria. El presidente de los camioneros, Carlos Gallardo, dice que “antes que llegara Nova, Porvenir era un pueblo fantasma donde no se veía movimiento, y después que llegó la empresa se empezaron a mover los hostales, los restaurantes, el transporte, todo. Nova Austral le da vida a Porvenir”.

“Nosotros entendemos que Nova cometió un error, pero también sabemos que hay otras empresas que han cometido ese mismo error y no se las ha medido con la misma vara. Creo que es el pasado de Nova Austral el que les está jugando en contra”, señala el dirigente.