El director financiero de Columbi Salmon, Kolbjørn Giskeødegård (izquierda), junto con el director ejecutivo Anders Hagen. Foto: Columbi Salmon.
El director financiero de Columbi Salmon, Kolbjørn Giskeødegård (izquierda), junto con el director ejecutivo Anders Hagen. Foto: Columbi Salmon.

Productor de salmón en RAS llevará a gran escala desarrollo de acuaponía

Noruega: La empresa Columbi Salmon, en conjunto con BioMar, Nibio y Morefish, realizaron un estudio que sentará las bases para producir rentablemente en un mismo centro peces y verduras. 

Publicado

Columbi Salmon, Nibio, Morefish y BioMar han realizado un estudio que enfatiza que existe un gran potencial en el cultivo de plantas en el mismo sistema que los peces. La innovación respalda los objetivos de sostenibilidad de la ONU y Columbi Salmon quiere realizar este tipo de producción de alimentos a mayor escala de cara al futuro en Noruega. 

El cultivo de salmón en sistemas de acuicultura de recirculación (RAS) brinda la oportunidad de producir muchos alimentos con poca agua. La producción emite lodos de salmón y agua del grifo, que a su vez se pueden utilizar en otras producciones valiosas. El concepto de acuaponía implica una coproducción de plantas y animales acuáticos, al mismo tiempo que los organismos acuáticos contribuyen a la plena utilización de los recursos. 

“Nuestro objetivo es hacer que la producción de salmón sea más sostenible, mediante una mejor utilización de los recursos. El experimento muestra que la producción de salmón puede volverse neutra en carbono por las plantas que unen el carbono de la producción de salmón, tanto a través del agua como del aire”, dice el director ejecutivo Anders Hagen en Columbi Salmon. 

Se realizaron experimentos con 1.000 salmones y cultivo de la variedad de plantas Partition. La producción se llevó a cabo en agua dulce, ya que muchas plantas son sensibles a la sal, indica la directora del proyecto Mari Båtnes Birkeland en Columbi Salmon. “Eventualmente haremos esto a gran escala, por lo que los buenos resultados en este experimento fueron importantes para nosotros”.

El proyecto se llevó a cabo en la planta aquapon de Nibio Landvik en Grimstad desde diciembre de 2020 hasta mayo de 2021. “La lechuga que se cultivó en el sistema de acuaponía tuvo un buen crecimiento. Según nuestras hipótesis, obtuvimos muy buenos resultados. La producción vegetal con RAS significa que la producción de alimentos se puede multiplicar utilizando la misma cantidad de agua. Además, promovemos el uso sostenible y la protección del agua y los recursos marinos de acuerdo con los objetivos de sostenibilidad de la ONU”, detalla el investigador de Nibio, Siv Lene Gangenes Skar. 

La calidad del agua, el bienestar de los peces, el dióxido de carbono y la calidad de las plantas se encuentran entre los factores que se analizaron y evaluaron cuidadosamente durante el período de prueba. BioMar realizó un análisis de evaluación del ciclo de vida (LCA) del alimento alimentado a la planta, y Nibio efectuó más mediciones del flujo de carbono en todo el sistema. Columbi Salmon tiene el objetivo de ser carbono neutral. 

“Estos análisis se reunieron en un balance de masa que muestra todo lo que se agrega y sale del sistema. Esto dio resultados útiles que usaremos en trabajos posteriores en el futuro”, manifiesta Gangenes Skar. Sin embargo, la ampliación de una planta de acuapones, donde los peces y las plantas viven en la misma agua, a menudo generará consideraciones contradictorias sobre la producción de peces y plantas y tampoco será económicamente sostenible. Por tanto, se investigó cómo realizar este tipo de alimentos a mayor escala, sin afectar la producción acuícola actual. La solución será encontrar un sistema de producción con un nuevo diseño.

“Queremos buscar oportunidades para conectar nuevas tecnologías ambientales, de modo que la producción de salmón en tierra pueda ser más sostenible en el futuro. Una mayor utilización de los recursos y oportunidades de ambas formas de producción proporcionará un nuevo enfoque para una nueva industria”, apunta Ole Nordal, desarrollador de negocios de Columbi Salmon, y agrega: 

“Los resultados de este experimento permiten dar el siguiente paso hacia una planta a gran escala que pueda cultivar lechugas u otras verduras en el agua de la piscicultura en tierra. Así es como podemos utilizar recursos valiosos que de otro modo se desperdiciarían”.