Ante el Congreso Pleno, en Valparaíso, el Presidente Boric entregó su primera cuenta la país. Foto: René Lescornez. Cámara de Diputados.
Ante el Congreso Pleno, en Valparaíso, el Presidente Boric entregó su primera cuenta la país. Foto: René Lescornez. Cámara de Diputados.

Presidente Boric anuncia regulaciones de estándar mundial para salmonicultura

Chile: En su primera cuenta pública, el Mandatario afirmó que busca certeza jurídica para la inversión acuícola, y certezas sobre el cumplimiento de los objetivos de protección de los ecosistemas. 

Publicado

Poco más de dos horas y media duró la primera cuenta que, por ley, debe entregar todos los años el Presidente de la República. Desde el Congreso en Valparaíso, Gabriel Boric hizo un recuento de medidas que adoptó en sus primeros meses de gestión y, principalmente, adelantó las políticas para lo que queda de su mandato

Dividió los desafíos de su gobierno en cinco ejes: derechos sociales, mejor democracia, justicia y seguridad, crecimiento inclusivo y medio ambiente.

Fue en el eje del crecimiento inclusivo donde abordó las materias económicas y planteó sus ideas sobre la salmonicultura en Chile.

Lo primero fue confirmar que en su mandato avanzará en una nueva legislación que reemplace a la actual Ley General de Pesca y Acuicultura.

“Cumpliremos nuestro compromiso de avanzar en una nueva ley, libre de corrupción y fruto de un debate abierto que sea transparente. Que entregue reglas claras, justas y sostenibles, tanto a nivel industrial como artesanal”, planteó el presidente Boric.

Agregó más adelante que “en el ámbito de la acuicultura, necesitamos avanzar hacia prácticas más sustentables que logren integrar beneficios económicos y de desarrollo inclusivo a través de la creación de empleos locales, con una mirada a largo plazo”.

“Para ello -dijo a continuación- hay que garantizar, y lo haremos, el más alto estándar de protección del entorno en que se localicen. Esto permitirá otorgar, por una parte, certeza jurídica para la inversión, y certezas sobre el cumplimiento de los objetivos de preservación y protección de los ecosistemas, especialmente aquellos que componen áreas protegidas”.

La inclusión de la idea de certeza jurídica para las inversiones modera en cierta forma el discurso presidencial que antes había sido muy crítico con la industria, particularmente, por las concesiones en áreas protegidas.

Gabriel Boric remarcó que “no queremos desastres ambientales como los que ya han sucedido en la industria, y por eso tenemos un compromiso con esta regulación que tiene que ser estricta, que tiene que tener una altura de nivel mundial, para que no sigamos depredando nuestro suelo marino”.

Reacción en la industria

En materia económica el Presidente Boric dijo que recuperar la inversión requiere reducir la incertidumbre y generar buenas condiciones financieras y lanzó como desafío lograr que la productividad vuelva a crecer al ritmo de 1,5% al año, en lugar del estancamiento de la última década.

El discurso y la mención expresa a la industria tuvo eco en el sector. La directora ejecutiva del Consejo del Salmón, Joanna Davidovich, comentó a Salmonexpert que “compartimos la necesidad de fortalecer el crecimiento sostenible de largo plazo, de reimpulsar la inversión y aumentar la productividad, con más ciencia e innovación. Creemos que es posible compatibilizar el crecimiento con el cuidado del medio ambiente y es necesario hacerlo de la mano del sector privado, estableciendo una hoja de ruta clara con mayor certeza jurídica y con altos estándares en el cuidado del medio ambiente”.

Por su parte, el presidente de SalmonChile, Arturo Clément, expresó que “desde SalmonChile compartimos el llamado del Presidente de la República al diálogo, la unidad y el trabajo conjunto entre los diferentes actores de la sociedad para construir,  entre todos, un país más justo y sostenible. Como gremio estamos disponibles para avanzar en ese diálogo constructivo. Y vemos con buenos ojos que la descentralización, que es algo que promovemos hace más de tres décadas, haya sido parte relevante de su discurso, tanto como su énfasis en la importancia de aumentar la productividad, apoyar la creación de empleos locales y de transitar, gradual pero decididamente, hacia ser un país más sostenible”.