Dr. Marcos Godoy, director del CIBA y académico de la Universidad San Sebastián (USS). Foto: Salmonexpert.
Dr. Marcos Godoy, director del CIBA y académico de la Universidad San Sebastián (USS). Foto: Salmonexpert.

"Se ha observado un incremento en los casos clínicos y mortalidad por IPNV"

Chile: En Aquavirus 2022, el Dr. Marcos Godoy mostrará una actualización del estatus sanitario IPNV, donde se ha observado un incremento en los casos clínicos y mortalidad en la fase de agua de mar en Chile.

Publicado Actualizado

En la jornada de la tarde de hoy tendrá lugar el seminario Aquavirus 2022, evento organizado por el Centro de Investigaciones Biológicas Aplicadas (CIBA) con el apoyo de Cargill, Veteriquímica y Mevea, y que busca entregar nuevos y actualizados antecedentes en relación a los virus que afectan a los salmónidos.

El workshop está encabezado por el reconocido investigador Dr. Fred Kibenge, quien es profesor de virología del Departamento de Patología y microbiología de la Universidad de Prince Edwards Island, y experto en patógenos virales.

El científico expondrá dos charlas respecto a ISAV HPR0 y PRV ambos temas de interés actual en la salmonicultura. “Aunque la enfermedad HSMI se conoce desde 1999 y ha despertado mucho interés en la investigación en los últimos años, en particular el PRV sigue siendo de gran importancia económica para la acuicultura del salmón Atlántico y necesita de una vacuna”, detalla a Salmonexpert el Dr. Kibengue.

Por su parte, el Dr. Marcos Godoy, director del CIBA y académico de la Universidad San Sebastián (USS), mostrará parte de su trabajo relacionado a la epidemiología molecular y patología de enfermedades endémicas como el IPNV.

“Los virus se encuentran cambiando de forma natural, esto es más notorio en los virus RNA como lo es el IPNV. Hace ya un par de años se ha observado un incremento en los casos clínicos y mortalidad por IPNV en la fase de agua de mar en Chile, y aun cuando el virus es similar desde el punto de vistas filogenético (genogrupo 5), estamos estudiando ciertos cambios en los patrones aminoacídicos de la proteína VP2 que pudieran estar relacionados con esta situación”, comenta el Dr. Godoy.

De hecho, el académico de la USS informa que en Noruega se ha observado un incremento de los casos de IPNV asociado a nuevas variante del virus en peces resistentes genéticamente, donde los investigadores noruegos han sugerido que dichas mutaciones probablemente hayan equipado al virus con la capacidad de escapar del mecanismo de defensa del huésped de manera más eficiente.

Finalmente, el investigador señala que la vigilancia diagnóstica y genómica de patógenos virales es un elemento fundamental para reducir el riesgo de aparición de virus emergentes y nuevas variantes que eventualmente pudieras aumentar la transmisibilidad, desarrollar enfermedad clínica más grave, evitar que se puedan detectar mediante las técnicas disponibles de forma rutinaria o su capacidad para evitar la inmunidad natural o derivada de las vacunas.

“Específicamente la vigilancia genómica sistemática permite realizar el seguimiento de la aparición de variantes de forma local que pudieran ser de interés desde el punto de vista sanitario y productivo. Los virus evolucionan constantemente, produciéndoos cambios en su genoma, los cuales pueden tener implicancias diagnóstica y clínica”, concluye el Dr. Godoy.