Skip to main content

Biomar incorpora probióticos en dietas para etapa de agua de mar

Foto: Biomar.
Foto: Biomar.

Chile: A través de un comunicado de prensa, la empresa informó que desde el 2014 ha incorporado probióticos en sus dietas de agua dulce con buenos resultados, permitiendo optimizar su uso. Actualmente este conocimiento adquirido y el desarrollo de nuevas tecnologías en la fabricación de alimento permiten incorporar probióticos en dietas para la etapa de engorda de salmónidos.

“En el mercado de productos nutricionales los productos con probióticos son uno de los ingredientes para alimentos funcionales con mayor crecimiento. No solo se utilizan para el consumo humano donde contribuyen a la mejora de la función intestinal de la población, sino que, están cumpliendo un rol importante en la nutrición animal, ya que permite potenciar en ellos un mejor estado de salud, mejorando la respuesta frente a los patógenos a los que están expuestos“, informaron desde Biomar.

“En el caso de los peces, las tres principales vías en que estos patógenos pueden penetrar son a través de: la piel, las branquias, y el tracto gastrointestinal. La microbiota gastrointestinal, incluyendo bacterias de ácido láctico, son importantes en la salud de los peces y se ha sugerido que la comunidad bacteriana intestinal autóctona puede ser responsable de controlar la colonización de los potenciales patógenos por la competencia de adhesión y la producción de compuestos antagonistas. Ya que el tracto gastrointestinal se considera una vía de infección, los científicos consideran que las bacterias probióticas son capaces de adherirse y colonizar las superficies mucosas, además de competir con las bacterias endógenas y agentes patógenos”, comentaron desde Biomar Chile.

Según lo manifestado por la compañía, los probióticos han surgido como una estrategia alternativa a los compuestos antimicrobianos para la prevención y control de enfermedades en la acuicultura.

“Hay una tendencia creciente por el uso de bacterias beneficiosas. Los probióticos ejercen sus efectos beneficiosos sobre el huésped al modificar la comunidad microbiana asociada con el huésped, al asegurar un mejor uso de la alimentación, al mejorar su valor nutricional, o al mejorar la respuesta del huésped frente a la enfermedad”, expresaron.

Planta Pargua Biomar
Planta Pargua Biomar

Alternativa sostenible a los antimicrobianos

“Una microflora intestinal bien establecida es crucial para el crecimiento y la salud del pez, ya que la microflora tiene un impacto sobre, el manejo de la flora intestinal que es importante para la capacidad de prevenir infecciones con patógenos entéricos y para garantizar una digestión eficaz y efectiva de los nutrientes que resulten en buenos parámetros de rendimiento de crecimiento”, explican desde Biomar.

A juicio de la empresa, dado que las especies acuáticas se cultivan en diferentes condiciones, también se debe considerar la salinidad y el rango óptimo de temperatura para la selección de la cepa probiótica correcta. “Otro factor importante es que los probióticos carecen de patogenicidad. Tiene propiedades de inhibición contra un amplio espectro de patógenos acuáticos, incluyendo Yersinia ruckeri, Vibrio harveyi, Streptococcus agalactiae y Aeromonas veronii”, comentan.

Para Biomar, la temperatura es un importante factor ambiental que controla el crecimiento microbiano y las condiciones ideales difieren entre los microorganismos. Por otro lado, el manejo inadecuado de los probióticos, el uso de probióticos "falsos", que tienen procesos de fabricación no convencionales y/o una mezcla indefinida de bacterias, cultivados sin una certificación de nivel global, puede generar dudas sobre los efectos y beneficios significativos.

“Existe abundante evidencia de que los probióticos que se complementan en alimentos y agua son efectivos en la aplicación de la acuicultura. Sin embargo, el éxito de las suplementaciones probióticas depende de las cepas, concentraciones y manejo utilizado. Los probióticos efectivos se basan en cepas seleccionadas y condiciones de producción controladas”, dijeron.

Óscar Berríos, product manager de Agua de Mar de Biomar Chile.
Óscar Berríos, product manager de Agua de Mar de Biomar Chile.

Uso de probióticos

Biomar Chile utiliza probióticos desde el año 2014, en las dietas de alimentación de agua dulce, usando la cepa probiótica Pediococcus acidilactici MQ 18/5 conocida como Bactocell. Es el único probiótico aprobado por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) desde el 2009 para su uso en la acuicultura. Pruebas realizadas en Chile mostraron una reducción de un 40% en la aparición de deformidades en alevines así como una mejora en el crecimiento y salud intestinal. En tanto, en el Reino Unido se vio un efecto positivo en la respuesta inmune en salmones de tamaño medio.

“Actualmente Biomar Chile ha iniciado la incorporación de probióticos en dietas de smoltificación, transferencia en mar y engorda. De esta forma podremos traspasar a nuestros clientes los beneficios que entrega el uso de probióticos y su incorporación en la fabricación de dietas de alto rendimiento para toda la cadena productiva, desde agua dulce a agua de mar”, comentó Oscar Berríos, product manager de Agua de Mar.

A juicio del profesional, los beneficios asociados al cultivo de salmón Atlántico con alimento que incorpora este componente nutricional esencial permitirán combatir la desestabilización de la microbiota intestinal asociada con el cambio natural del medio (salinidad), estrés nutricional (bajos niveles de ingesta) y estrés físico y medioambiental producto de la transferencia. “Además, naturalmente se generará una mejor respuesta a las barreras funcionales intestinales, una mejor respuesta frente a una alta carga de patógenos a los que están expuestos en agua de mar, un incremento en la absorción de minerales para los huesos y una reducción de la inflamación intestinal”, explicó.

Para Berríos, la tendencia al aumento de energía en el alimento para peces genera ciertos desafíos, que ya se han detectado, por el simple hecho de generar un crecimiento más rápido acortando el ciclo productivo. “Bajo este nuevo escenario, los peces deben ser preparados para un crecimiento rápido en el mar. El uso de probióticos nos ha demostrado que se genera una estabilidad en el rendimiento, menores riesgos frente condiciones crónicas intestinales y brotes de enfermedades. Y una mejor calidad vertebral mejorando el bienestar animal y la calidad del producto”, argumentó el ejecutivo de Biomar Chile. 

“Un pez que alcance el crecimiento deseado en mar, y con el menor uso de terapias para combatir los desafíos que se le presenten en el camino, será un pez que cuente con todas las herramientas necesarias para romper con esas barreras. Es esencial para nosotros entregar estas herramientas a los clientes y que les permitan mitigar o reducir los riesgos asociados a los patógenos que abundan en el medio”, puntualizó Berríos.

Foto: Biomar.
Foto: Biomar.

“Concepto Plus”

En palabras de Biomar, la incorporación de probióticos en la formulación de dietas para las distintas etapas del pez no es trivial, ya que se requiere de una tecnología adecuada y protocolos bien establecidos para que las bacterias se activen de forma eficiente al momento de estar en contacto con la microbiota intestinal.

De acuerdo a lo expuesto por la compañía, la línea de dietas que incorpora “Plus” puede ser usada en distintas categorías de productos y rangos de peso. “Principalmente se puede incorporar en nuestras dietas de alta energía además de la línea de dietas AquaVet, que contribuye a restaurar y recuperar la microbiota, acelerando la absorción de nutrientes y mejorando el sistema inmune de los peces”, puntualiza Óscar Berríos.

“En salmón Atlántico, a través de nuestras dietas de alta energía como Power Plus, Quick Plus y Zero Plus aseguramos cubrir las necesidades más amplias del pez en todos los rangos de peso. Estas opciones con las que cuentan los clientes permiten proteger y recuperar rápidamente a los peces en épocas sanitarias críticas. Es posible usarlo durante todo el ciclo (mínimo 8 semanas) y ocuparlo como uso complementario, después de terminar el uso de AquaVet Plus, que sume 8 semanas en conjunto, siendo esta la estrategia más efectiva”, argumenta.

En tanto, en cohos y truchas, Biomar ofrece “Power Akai Plus” y “Power Rainbow Plus” respectivamente, donde ambas incorporan probióticos para cubrir los requerimientos de inmunidad, sin dejar de lado todo el potencial energético que estas dietas contienen. Puede ser usado durante todo el ciclo, con un mínimo de 8 semanas. “El uso como complemento luego de un tratamiento con AquaVet Plus, es nuestra principal recomendación”, acota.

“AquaVet Plus es sin duda una revolución en la línea de dietas para uso veterinario de Biomar. Es un producto exclusivo principalmente por la calidad de los ingredientes que la conforman y el avance tecnológico - nutricional más relevante en el último tiempo. Con AquaVet Plus los probióticos colonizarán el intestino que recuperarán la microbiota benéfica, asegurando una mejor absorción de los componentes nutricionales, estimulando el sistema inmune y reduciendo el asentamiento de nuevos patógenos en el intestino, al mismo tiempo”, concluye Oscar Berríos.