Skip to main content

“La Bolsa de Oslo otorga mucha más liquidez que la Bolsa de Santiago”

Per Even Hauge estará en la conferencia “Oportunidades y Desafíos en el nuevo Escenario de la Salmonicultura Mundial” de Multiexport.
Per Even Hauge estará en la conferencia “Oportunidades y Desafíos en el nuevo Escenario de la Salmonicultura Mundial” de Multiexport.

Chile: Per Even Hauge, jefe de Cobertura Seafood en DNB Bank, afirmó a Salmonexpert que el mercado noruego proporciona a las salmonicultoras chilenas mejor acceso y flexibilidad para recaudación de capital, en comparación a la plaza nacional.

Tras su junta de accionistas del 18 de abril, Multiexport Foods realizará en Santiago la conferencia “Oportunidades y Desafíos en el nuevo Escenario de la Salmonicultura Mundial”, en la cual expertos de distintas latitudes analizarán el actual momento de la industria en Chile y a nivel internacional.

Uno de los especialistas es Per Even Hauge, jefe de Cobertura del mercado Seafood en DNB Bank, quien concedió entrevista a Salmonexpert sobre la temática que expondrá en esta Conferencia, llamada “La Bolsa de Oslo: ¿es realmente una mejor alternativa para las empresas chilenas?”.

Tras el proceso concretado por Camanchaca, ¿cree que abrirse a la Bolsa de Oslo es realmente la mejor alternativa para las salmonicultoras chilenas? ¿Por qué?

Para los productores de salmón chilenos que ya están abiertos en la Bolsa de Comercio de Santiago, nuestra opinión es que los beneficios de buscar una cotización doble son muchos y convincentes desde varias perspectivas. Las principales razones son las siguientes:

La Bolsa es Oslo es líder mundial para el sector seafood, contando 12 compañías de productos del mar con una valorización de mercado combinada de casi US$ 30 mil millones.

La Bolsa de Oslo ofrece una amplia cobertura de analistas, donde los de mediana capitalización son más que, por ejemplo, en Nueva York y Londres,  y los inversionistas internacionales (principalmente Reino Unido, Europa y EE.UU.) representan aproximadamente el 66% de las operaciones totales.

Debido a los puntos anteriores, Oslo es un mercado mucho más líquido en comparación con el de Santiago. Esto otorga a las empresas un mejor acceso y flexibilidad en términos de recaudación de capital.

Oslo también puede ofrecer a las empresas un mercado competitivo de bonos de alto rendimiento, donde actualmente vemos una fuerte demanda de oportunidades en compañías de productos del mar entre los inversionistas.

¿En qué casos es conveniente que una salmonicultora chilena se abra en la Bolsa de Oslo?

Nuestra opinión es que los beneficios que aporta la Bolsa de Oslo como el principal mercado mundial de productos del mar lo convierten en una opción natural para una salmonicultora, ya sea que tenga sus operaciones en Chile o en cualquier otra jurisdicción. Y cuanto más una compañía seafood pretenda utilizar opciones para conseguir capitales que la impulsen en su desarrollo a largo plazo, más fuerte es nuestra recomendación de elegir la plaza noruega.

¿La Bolsa de Oslo es más rentable que la de Santiago para los productores chilenos de salmón?

Con respecto a la brecha de valuación que ha sido evidente entre la Bolsa de Oslo y de Santiago para los productores de salmón de su país, gran parte de ella es probablemente atribuible a la cobertura de los analistas, la liquidez de las acciones y el acceso a los mercados de capitales. Además de esto, los acuicultores noruegos históricamente han disfrutado de márgenes operativos más altos y más estables. Sin embargo, con el nuevo régimen regulatorio vigente en Chile, nuestra impresión es que su industria está en una buena posición para reducir la diferencia en el futuro.

¿Qué grado de importancia tienen la transparencia y las buenas prácticas de sus cotizantes -como los salmonicultores chilenos- para la Bolsa de Oslo?

Creo que la transparencia y la inversión corporativa en buenas prácticas ambientales, sociales y de gobierno corporativo (ESG, por sus siglas en inglés), han ganado una atención creciente a nivel mundial en la última década, y la Bolsa de Oslo no es una excepción.

Tanto los reguladores, asesores y la comunidad de inversionistas en Oslo están muy preocupados por estos asuntos ligados a la sostenibilidad, y recientemente hemos visto analistas que comenzaron a incorporar ESG en su estudio y en un grado variable también en su valoración.

Los inversionistas de la Bolsa de Oslo generalmente conocen bastante bien la industria de cultivo de salmón y a los actores más grandes en el hemisferio norte, pero pueden estar menos familiarizados con las prácticas chilenas. Por lo tanto, es importante que las empresas de su país ingresen a la plaza noruega para tener una comunicación transparente y estar disponibles y comprometidas con todos los inversores nórdicos.