Skip to main content

Escape de peces de Marine Harvest: SMA estima que no hubo condiciones de seguridad apropiadas

La institución gubernamental manifestó  los hechos constitutivos de infracción y que la compañía salmonicultora arriesga una multa de hasta UTA 10 mil. Foto: Marine Harvest.
La institución gubernamental manifestó los hechos constitutivos de infracción y que la compañía salmonicultora arriesga una multa de hasta UTA 10 mil. Foto: Marine Harvest.

Chile: A partir de la formulación de cargos realizada por la SMA el pasado  31 de octubre, Marine Harvest cuenta con 10 hábiles para presentar un programa de cumplimiento y de 15 días hábiles para formular sus descargos.

Debido a la fuga de 690 mil ejemplares de salmón Atlántico que tuvo lugar durante el mes de julio de este año desde el Centro de Engorda de Salmones (CES) Punta Redonda en la Isla Guar, la Superintendencia del Medio Ambiente constató (SMA) la “deficiente operación del centro, circunstancia que conlleva un daño ambiental”.

“Como conclusión de los resultados de las faenas de recaptura hasta el día 15 de septiembre de 2018, y de acuerdo a los reportes del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura, ascendieron a 38.286 ejemplares, lo cual equivale a un 5,54% del escape registrado, configurándose, por tanto, la presunción de daño ambiental establecida en el artículo 118 quáter de la Ley de Pesca y Acuicultura”, detallaron desde la SMA.

Alicia Gallardo, directora nacional de Sernapesca comentó a Salmonexpert en este marco que, “como lo establece la Ley Orgánica SMA, realizamos la denuncia y el nivel de recapturas de la empresa, por lo que existen fundamentos para presumir daño ambiental, de acuerdo a lo establecido en la Ley General de Pesca y Acuicultura, que exige al menos un 10% de recaptura”.

Hechos que se estiman constitutivos de infracción

Así, las principales infracciones detectadas por esta Superintendencia fueron constatadas a partir de las fiscalizaciones realizadas por funcionarios de la Oficina Regional de la SMA de Los Lagos, en conjunto con funcionarios del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura de la Región y Directemar.

Dentro del punto uno de las infracciones, se menciona el hecho que “no se mantuvo en el Centro de cultivo Punta Redonda las condiciones de seguridad apropiadas ni elementos de cultivo de óptima calidad y resistencia según la RCA Nº 2040/2001 y RCA Nº539/2011”.

De este punto se desglosan “la utilización de correntometría efectuada el año 2011 en la memoria de cálculo de fondeos para la instalación del Centro en el año 2017, no considerar la totalidad de la línea de respeto de los fondeos recomendada en la memoria de cálculo respectiva. Además, evidencia de desalineación de los módulos del centro y el desgaste de los sistemas de unión, redes y líneas de fondeos”.

En este mismo punto, se suman, “la ausencia de boyas frente a jaulas 102, 103 y 105 y no mantener registro de nuevas mantenciones semestrales validadas por especialista idóneo”.

Del punto dos las infracciones, “mantener y operar instalaciones de apoyo en tierra para el cultivo de salmones del Centro Punta Redonda, no destinadas a la operación del sistema de ensilaje”

La primera de las infracciones fue clasificada como gravísima, por constituir daño ambiental no susceptible de reparación. En este caso el titular arriesga la revocación de la RCA, clausura o multa de hasta 10 mil Unidades Tributarias Anuales (UTA).

Sin perjuicio de la sanción que pueda imponerse, para la reparación del daño ambiental causado, el Artículo 43 de la Ley Orgánica-SMA establece la procedencia de un Plan de Reparación.

En el caso de la segunda infracción, ésta fue clasificada como leve por lo que el titular podría ser objeto de amonestación por escrito o una multa de una hasta mil UTA.

A partir de este punto, tras la notificación de esta formulación de cargos, la salmonicultora tiene un plazo de 10 días hábiles para presentar un Programa de Cumplimiento para el caso de la segunda infracción, y de 15 días hábiles para formular sus descargos respectivos.

Inicio del proceso

Desde Marine Harvest Chile comentaron a Salmonexpert, que en relación con la formulación de cargos que ha notificados la SMA respecto de la fuga de salmones desde el Centro de Cultivo Punta Redonda, están “revisando detalladamente los cargos, y en el marco de este proceso, la compañía responderá exhaustivamente cada una de las situaciones y hechos expuestos por la SMA, entregando los antecedentes y pruebas correspondientes”.

“Marine Harvest hace presente que, tal como lo establece la legislación ambiental, la formulación de cargos es sólo el inicio de un proceso de investigación reglado y, en ningún caso, implica un pronunciamiento definitivo ni una sanción”, detallaron desde la firma.

En tanto, en su informe financiero del segundo trimestre, desde la firma salmonicultora afirmaron que, como consecuencia del incidente de fuga, informaron, los volúmenes estimados para Chile se han reducido en 2.500 GWT para 2018.

Añadiendo que, “se espera que los costos aumenten en el tercer trimestre. Además, se espera que el incidente de escape afecte negativamente el EBIT Operacional en la segunda mitad de 2018, en aproximadamente US$ 3,5 millones excluyendo el margen”.

Lea también