Skip to main content

Salmones Camanchaca detalla plan para carbono neutralidad al 2025

Alfredo Tello, gerente Técnico y de Sustentabilidad de Salmones Camanchaca, exponiendo los puntos más relevantes del informe de la compañía. Foto: Karla Faundez, Salmonexpert.
Alfredo Tello, gerente Técnico y de Sustentabilidad de Salmones Camanchaca, exponiendo los puntos más relevantes del informe de la compañía. Foto: Karla Faundez, Salmonexpert.

Chile: Iniciativas como cambiar su contrato eléctrico y diésel a un 100% de energías renovables, o un programa de reforestación en el sector de Petrohué, forman parte del desafío de sustentabilidad de la empresa.

Durante la jornada de ayer jueves, Salmones Camanchaca presentó de manera oficial en la ciudad de Puerto Varas, su Informe de Sustentabilidad correspondiente al 2018, el cual fue elaborado en referencia a los lineamientos GRI 2016 y a la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de la ONU.

En la oportunidad, la compañía dio a conocer, a través de la exposición hecha por el gerente Técnico y de Sustentabilidad, Alfredo Tello, su nuevo modelo de sostenibilidad, el que aborda puntos tales como: alimento saludable y nutritivo, ecosistemas saludables, comunidades prósperas, empleo con sentido y negocio rentable y responsable.

De esta forma, las ambiciones a mediano plazo para la compañía en términos de sustentabilidad, pasan por tener la mayoría de su producción certificada ASC al 2021, llegar a ser carbono neutral al 2025 y reducir en un 50% el uso de antibióticos al 2025.

Para el primero de los objetivos, Tello detalló que el 100% de sus operaciones son sometidas a auditorías ASC, por lo que están trabajando en aspectos tales como: uso estratégico del antiparasitario de agua dulce, lufenuron; liderar el uso de tratamientos no medicinales para el piojo de mar, el trabajo de su programa de mejoramiento genético, entre otros. “Queremos que más del 50% de todo lo que producimos se encuentre con la certificación más exigente en términos de sustentabilidad”, puntualizó Tello.

El vicepresidente de Salmones Camanchaca, Ricardo García, dio unas palabras de bienvenida a los asistentes. Foto: Karla Faundez, Salmonexpert.
El vicepresidente de Salmones Camanchaca, Ricardo García, dio unas palabras de bienvenida a los asistentes. Foto: Karla Faundez, Salmonexpert.

Carbono neutral

Respecto a cómo piensan llegar a ser carbono neutral al 2025, el ejecutivo detalló que lo harán de dos maneras: por una parte su contrato eléctrico pasará a ser 100% energía renovable y, además, implementarán un programa de manejo de reforestación forestal, en un predio de la compañía en el sector de Petrohué. “Estas acciones en conjunto, entre reducción y compensación, nos permitirán reducir nuestras emisiones netas en un 54%”, explicó el gerente Técnico y de Sustentabilidad de la compañía.

Para el año 2023 en tanto, Salmones Camanchaca pretende que sus operaciones de agua dulce migren a energías renovables, pasando del diésel a otras fuentes más amigables con el medio ambiente. “Esperamos que pase prácticamente el 100% de uso de diésel a energías renovables y eso nos va a dejar en un 64% de reducción con respecto de nuestra línea base de 2018”, expresó Tello.

Y finalmente para el 2025 llegar a ser efectivamente carbono neutral, “tenemos un desafío que pretendemos alcanzarlo estableciendo un nuevo proyecto de compensación. Básicamente el uso de energía diésel en pontones no se podrá haber reducido, por lo mismo esas 20 mil toneladas que no se pudieron reducir, van a ser compensadas a través de bonos de compensación con proyectos locales”, explicó el ejecutivo.

Cabe destacar que en este ámbito, Salmones Camanchaca fue la primera salmonicultora en registrar su huella de carbono en el programa Huella Chile.

Disminución antibióticos

Por último, respecto de la disminución en el uso de antibióticos, Tello expuso que están trabajando a través de dos acciones fundamentales: el uso de vacunas de última generación y el tener cada vez ciclos más cortos en el mar, lo que logra no exponer a los peces a enfermedades.

Además, en el ámbito de la genética, se encuentran desarrollando cepas de alto crecimiento, selección de género y fotoperíodo; mientras que en el aspecto del control de condiciones ambientales y vigilancia, se han enfocado en limpieza in situ de redes y detección temprana.  

Lea también