El presidente (I) de la Asociación de Salmonicultores de Magallanes, Óscar Garay. Foto: Asociación de Salmonicultores de Magallanes.
El presidente (I) de la Asociación de Salmonicultores de Magallanes, Óscar Garay. Foto: Asociación de Salmonicultores de Magallanes.

"Existe una sensación de pesimismo en los salmonicultores de Magallanes"

Chile: Los empresarios de la región austral se encuentran preocupados por los proyectos de ley que, a su juicio, podrían terminar con la industria acuícola y por ende, frenar el desarrollo de la zona.

Publicado Actualizado

El directorio de la Asociación de Salmonicultores y representantes de distintos gremios de la Confederación de la Producción y el Comercio (CPC) de Magallanes se confiesan preocupados tras presentar sus aportes y distintos puntos de vista en relación a sus sectores productivos, específicamente ante un potencial estancamiento económico de la zona, informó el gremio a través de un comunicado de prensa.

En la oportunidad, se habló de las acciones que se realizan para frenar proyectos económicos en Magallanes en el marco de una serie de iniciativas de ley que se tramitan actualmente en el Congreso, las que podrían terminar con la industria salmonicultora de la región austral.

Esta situación se contrastó con las cifras provenientes de la industria, las que respecto a la empleabilidad muestran “más de 7 mil puestos de trabajos, entre directos e indirectos, en todo el encadenamiento productivo, exportaciones por más de US$520 millones el último año, e inversiones por más de US$200 millones en los próximos cinco años”.

Además, en la ocasión, los empresarios explicitaron su compromiso “no sólo con la economía regional, sino también con la comunidad completa, a través de distintas iniciativas que buscan mejorar la calidad de vida de los magallánicos”.

Para el presidente de la CPC Magallanes, Alejandro Kusanovic, el encuentro se trató de “una reunión muy productiva, donde se abordaron factores que interfieren en el desarrollo de la industria regional. La salmonicultura es la nueva oportunidad de desarrollo de Magallanes, como lo fue la ganadería hace 100 años. Tiene una tremenda importancia y por lo tanto necesita tener oportunidades de prosperar sin trabas”.

Por su parte, el presidente (I) de la Asociación de Salmonicultores, Óscar Garay, señaló que efectivamente “existe una sensación de pesimismo en la industria de Magallanes. Los empresarios, en general, están preocupados por el desarrollo de la región y sienten que hay una amenaza al crecimiento y desarrollo de Magallanes de la que nadie se está haciendo cargo. No hay voces ni acciones que nos indiquen que se están buscando mecanismos para evitar los problemas que podría sufrir, en el mediano y corto plazo, la región”.