Proveedor conversa con Subpesca para ingresar tecnología de disuasión acústica

Lobos marinos cercanos a centro de cultivo de salmón. Foto: Archivo Salmonexpert.
Lobos marinos cercanos a centro de cultivo de salmón. Foto: Archivo Salmonexpert.

Reino Unido: La tecnología de OTAQ está diseñada para evitar que las focas depredadoras y los lobos marinos ataquen los centros de salmón.

Publicado

El proveedor de tecnología de acuicultura OTAQ espera instalar versiones prototipo de su sistema de análisis de plancton vivo (LPAS) en centros de salmón en enero del próximo año, anunció.

La compañía del Reino Unido ha colaborado con Blue Lion Labs en Canadá para desarrollar un software de inteligencia artificial (IA) que monitorea la calidad del agua al identificar el fitoplancton y permite tomar medidas de mitigación inmediatas contra la proliferación de algas nocivas (HAB).

Hasta la fecha, se han implementado 14 sistemas de desarrollo en sitios de clientes en Escocia, Chile e Irlanda, siendo los prototipos el siguiente paso.

Según el sitio web de OTAQ, LPAS constantemente toma muestras de agua a varias profundidades, y éstas se capturan y analizan automáticamente utilizando un motor de IA dedicado.

Las especies y la cantidad de fitoplancton se identifican automáticamente y las alertas HAB se generan automáticamente si se detectan especies de interés.

Tanto el LPAS como los mercados de monitoreo ayudarán a compensar la pérdida de ingresos de los dispositivos acústicos de disuasión (ADD) SealFence de OTAQ en Escocia.

Los ADD están diseñados para evitar que las focas depredadoras y los lobos marinos ataquen los centros de salmón, pero las investigaciones que indican que pueden dañar potencialmente a los cetáceos, como las marsopas o las ballenas, llevaron a una prohibición de facto en Escocia, aunque todavía se pueden usar en otros lugares.

“OTAQ continúa las conversaciones con Subpesca, la autoridad chilena encargada de la regulación de la acuicultura, sobre el uso de la tecnología de disuasión acústica del Grupo y también continúa con las pruebas en Tasmania sobre el uso de disuasión acústica”, escribió OTAQ en su informe.

"La Junta ahora ha terminado todas las actividades de marketing y venta en relación con los disuasivos acústicos en Escocia".