Un agujero en la red sería la causa de masivo escape de truchas arcoíris

Captura de pantalla: Barentswatch.
Captura de pantalla: Barentswatch.

Noruega: La Dirección de Pesca de Noruega ha recibido información sobre las capturas de truchas arcoíris escapadas en el condado de Vestland.

La empresa productora Firda Sjøfarmer informó recientemente del descubrimiento de daños importantes en una de las redes del centro de cultivo ubicado en la localidad de Hyseneset en Fensfjorden, en el municipio de Gulen, donde se produce la trucha arcoíris.

En los últimos días, la Dirección de Pesca de Noruega ha recibido varios avisos sobre capturas de truchas arcoíris fugadas en la zona, por lo que solicitaron a la compañía revisar sus redes.

La empresa ha desplegado redes de recaptura e implementado medidas para sellar los daños, y afirmó que los peces que se encuentran en la jaula correspondiente tienen un peso aproximado de 4 kg.

“La Dirección de Pesca hará un seguimiento del incidente, incluso con supervisión”, precisaron.

Monika Haugland, asesora principal de la Dirección de Pesca, señaló a Kyst.no que los avisos empezaron a llegar el fin de semana.

“Actualmente tenemos conocimiento de cuatro capturas diferentes, de hasta 15 truchas arcoíris. Nos interesa saber si otros también han capturado este tipo de peces y nos gustaría tener fotografías de las capturas”, afirmó ella.

Según la profesional, la empresa colocó redes de recaptura fuera del lugar y recibió aproximadamente 70 truchas. “Ahora, en consulta con el administrador estatal, hemos ordenado a la empresa campturar en una zona ampliada entre Mjømna, Mongstad y Haugsdalsosen en Fensfjorden”, indicó Haugland.

Supervisión planificada

La Dirección de Pesca informó en su sitio web que planean realizar inspecciones a principios de la próxima semana.

La supervisión de fugas implica, entre otras cosas, tanto una visita física al lugar, una revisión de las rutinas para prevenir y detectar fugas y una revisión de las rutinas de notificación y de las evaluaciones de riesgos propias de la empresa.

“El objetivo de esta inspección es descubrir el motivo de la fuga”, manifestó Haugland.

La Dirección de Pesca de Noruega también ha establecido un caso de supervisión, de conformidad con los procedimientos actuales en tales casos.

“La Dirección de Pesca sigue cada año más de 100 casos de escapes o sospechas de escapes y tiene mucha experiencia y buenas prácticas al respecto”, puntualizó Haugland.

Recepción y recompensa

Firda Sjøfarmer habilitó una recepción de truchas capturadas en sus instalaciones. “El público puede entregar allí sus capturas y la empresa pagará una recompensa de 100 coronas noruegas por cada pez recapturado”, detalló Monika Haugland.

“Queremos que la ciudadanía avise a la Dirección de Pesca sobre las capturas de trucha arcoíris en la zona. Usamos esa información, entre otras cosas, para mapear la propagación del pez”, aseveró Haugland, precisando que, por el momento, se desconoce el alcance del escape.