Director ejecutivo de Cooke, Glenn Cooke. Foto: Cooke Seafood.
Director ejecutivo de Cooke, Glenn Cooke. Foto: Cooke Seafood.

Cooke Seafood confirma interés de adquirir importante salmonicultora

Australia: Con esto, la empresa entra en el ruedo por la disputa de Huon Aquaculture, al igual que la firma cárnica brasileña JBS y que el magnate australiano de la minería, Andrew Forrest.

Publicado

Cooke Seafood confirmó que está interesado en comprar al productor de salmón de Tasmania, Huon Aquaculture, en una batalla de adquisición ya muy disputada.

Se rumoreaba que la compañía canadiense había hecho una oferta a principios de este año, pero los fundadores de Huon, Peter y Frances Bender, recomendaron que los accionistas aceptaran la oferta de 425 millones de dólares australianos (US$ 314 millones, aproximadamente) de la multinacional brasileña de procesamiento de carne, JBS.

Luego, el magnate de la minería Andrew Forrest, uno de los hombres más ricos de Australia y uno de los mayores accionistas de Huon Aquaculture, pareció entrar en escena, y su empresa Tattarang aumentó su participación del 7% al 18,51% hace una semana, informa el sitio asociado a Salmonexpert, fishfarmingexpert.com.

Oferta paralela

La empresa brasileña respondió haciendo una oferta paralela el viernes pasado para comprar Huon Aquaculture, con una base de aceptación mínima del 50,1%.

Ahora, el director ejecutivo de Cooke Seafood, Glenn Cooke, dijo que creía que Tasmania era "un estado atractivo para invertir". "Huon Aquaculture tiene una gran promesa como empresa establecida para continuar produciendo salmón de renombre mundial y aprovechar la talentosa fuerza laboral de salmonicultura de la región".

“Cooke Seafood está comprometido con la mejora continua de la calidad y el desempeño ambiental. A través de nuestras numerosas certificaciones y asociaciones con instituciones de investigación, continuamos estableciendo los más altos estándares para la recolección responsable y los procesos sostenibles”, afirmó el ejecutivo.

Las operaciones actuales de Cooke Seafood abarcan el cultivo de salmón Atlántico, lubina y dorada, divisiones de pesca silvestre y uno de los centros de langostinos más grandes de América Latina. Tiene más de 10.000 empleados en 10 países, incluidos Estados Unidos, Escocia, Costa Rica y Chile.