Directiva de la Fenasasa: Raúl Barría, presidente; Patricio Villagrán, Tesorero; y Rodrigo Vera, secretario. Foto: Loreto Appel, Salmonexpert.
Directiva de la Fenasasa: Raúl Barría, presidente; Patricio Villagrán, Tesorero; y Rodrigo Vera, secretario. Foto: Loreto Appel, Salmonexpert.

Sindicatos de plantas de alimentos para peces forman nueva Federación

Chile: Conformada por los sindicatos de BioMar Pargua, Skretting y AquaChile planta Pargua, la organización tiene como objetivo unificar criterios, y así avanzar por los beneficios de los trabajadores.

Publicado

La idea comenzó a gestarse el 2019 por iniciativa del sindicato de BioMar Pargua, comenzando las conversaciones para agrupar a los sindicatos de plantas de alimentos para salmones. El propósito general era aunar criterios para poder profesionalizar y unirse como conjunto de trabajadores, independiente que pertenecieran a distintas empresas.

“Como trabajadores, quisimos unirnos para poder trabajar de una manera equitativa en cuanto a los beneficios y formas de trabajo de cada sindicato”, comentó a Salmonexpert Raúl Barría, presidente de la recién conformada Federación nacional de sindicatos alimentadores de salmones y afines (Fenasasa), que agrupa a sindicatos de BioMar Pargua, AquaChile planta Pargua y Skretting (Osorno, Puerto Montt y Pargua) y representa a aproximadamente 300 socios.

A juicio de Barría, en primera instancia, están abocados a fortalecer su imagen, darse a conocer a la industria, para obtener plusvalía como organización y de esa forma captar nuevos asociados.

“Posterior a la crisis del virus ISA, se perdió la confianza en los sindicatos, por lo tanto, nuestra misión será también fortalecer eso, volver a reencantar a los trabajadores, trabajando de manera seria y transparente para que esas personas se sientan representadas por nosotros”, recalcó el presidente de la Federación.

En cuanto a la equidad, un punto a fortalecer igualmente es la participación femenina en la Federación. “En cada sindicato hay socias de base y esperamos que puedan llegar al directorio de la Federación, lo que sería un plus positivo”, apuntó Barría.

Según lo comentado por el dirigente sindical, la creación de esta federación fue autónoma, “porque nace desde nosotros los dirigentes, de poder unificar y ser parte de una organización más fortalecida, y tener el respeto del sector empresarial, que nos vean como una organización sólida, sustentable y que se preocupa por el bienestar y los intereses de los trabajadores”.

Otro de los objetivos a mediano plazo de la Federación es invitar a todos los sindicatos de las empresas de alimentos como los de Cargill y Salmofood, así como los otros sindicatos de las empresas que conforman la Federación, empresas proveedoras de la industria salmonicultora y empresas productoras.

Rol estratégico

Por su parte, Rodrigo Vera, secretario de la Federación, aseveró que otro de los objetivos es desarrollar un rol estratégico dentro de la industria. “Al abarcar estas tres organizaciones y en un futuro, muchas más, vamos a representar un gran porcentaje de la producción de piensos para la salmonicultura. Al representar ese volumen, representamos un área fundamental en la cadena de valor del salmón”.

A su parecer, es importante canalizarlo como estrategia para unificar criterios en cuanto a beneficios, salarios y todo lo que perciben los trabajadores, “porque hay muchas diferencias. De esto nos dimos cuenta cuando empezamos las conversaciones para formar la Federación, tiempo en el que hemos visibilizado una realidad dentro de la industria, donde no siempre el trabajador es primero. Formar una Federación no es fácil, tener que aunar criterios, comparar realidades y concretar muchos acuerdos, para un fin común, no estuvo exento de dificultades. Pero estamos muy conformes de contar con el respaldo de nuestros socios”, aseguró Vera.

De acuerdo con lo planteado por Patricio Villagrán, tesorero de la Federación, la unidad y la confianza serán los valores principales de la organización. “Nuestro enfoque son las personas, ya que con todo lo que ha ocurrido en los últimos años, pareciera que la sociedad nos separa cada vez más. Podríamos seguir como sindicatos de manera autónoma, pero es importante la unidad en un área productiva donde el sector empresarial ya está unido y los trabajadores están divididos y no existe un enfoque claro de hacia dónde se quiere ir o cuales son nuestros propósitos. Por ello, la idea de organizarnos es sentar las bases y fijar rumbo y objetivos, exponer cuales son nuestras necesidades, y por ello trabajar”.

Barría sostuvo que la idea es que el sector empresarial no vea esta nueva Federación como una amenaza. “Queremos ser un aliado estratégico en el desarrollo sustentable de la salmonicultura. Sabemos que, gracias a la industria del salmón, ingresan muchos recursos al Estado, por lo tanto, queremos fortalecer la fuente laboral, seguir siendo parte del progreso de la industria y asimismo buscar mejoras en pro del bienestar de los trabajadores. Esto, porque uno de nuestros grandes miedos es la externalización y a la alta automatización dentro de los procesos productivos”, aseguró.

Finalmente, el secretario de la federación expuso que un rol fundamental que cumplen las Federaciones es “visualizar las distintas realidades y contrastarlas, teniendo un alcance mucho mayor para hacerlas notar como realidades duras y desiguales dentro del sector. Además, se nos abren muchas más puertas como Federación en cuanto a dialogar con autoridades y presentación de proyectos”, puntualizó Vera.