Revelan semáforo de sensibilidad actualizado del Caligus a tres fármacos

Dra. Margarita González.
Dra. Margarita González.

Chile: Mientras que el parásito del salmón ha perdido sensibilidad frente a Azametifos y Deltametrina, se observa una tendencia contraria en Cipermetrina, según la Dra. Margarita González.

Publicado

Ayer se llevó a cabo la charla online denominada “Resistencia a Antimicrobianos en Acuicultura: Desafíos y Proyecciones”, que fue organizada por la Universidad San Sebastián.

Uno de los expositores fue la Dra. Margarita González, que dio a conocer la situación actual de tratamientos antiparasitarios y alternativas al control de la Caligidosis, el piojo contra el que lucha la industria salmonicultora chilena.

La experta detalló el perfil de susceptibilidad del Caligus a los fármacos, a través de un sistema que califica con los colores de un “semáforo”, donde el verde es susceptible, amarillo moderadamente susceptible y rojo, no susceptible.

En lo que va de 2022, Caligus es 53% no susceptible a Azametifos y 47% moderadamente susceptible a ese fármaco, por lo que en sólo en cuatro años el escenario ha cambiado: durante 2018, el piojo de salmón era 100% moderadamente susceptible al tratamiento.

Luego, en el caso de la Deltametrina, Caligus hoy es un 43% no susceptible y 57% moderadamente susceptible, siendo claro en las cifras que con el paso del tiempo, este tratamiento farmacológico contra el parásito ha perdido eficacia al igual que Azametifos.

Tomando en cuenta la Cipermetrina, según la Dra. González, Caligus es 25% susceptible mientras que en 75%, es moderadamente susceptible, alejándose de la luz roja y retomando la verde en esta medición. “Se observa posibilidad potencial de recuperación de la sensibilidad a antiparasitarios”.

Dentro de los tratamientos alternativos para Caligidosis, la especialista indicó que se encuentran los peces biocontroladores (en una etapa experimental en Chile), mecánicos, térmicos, de presión, las nanoburbujas, ultrasonido y electricidad (en una etapa experimental en Chile), además de extractos de aceites naturales como Lyptus, peróxido de hidrógeno, y agua dulce.