Eduardo Lazo es encargado de Biología Molecular de Aquagestión. Imagen: Aquagestión.
Eduardo Lazo es encargado de Biología Molecular de Aquagestión. Imagen: Aquagestión.

“Alta tasa de similitud entre genes de Tenacibaculum podría dificultar su análisis”

Chile: Eduardo Lazo, especialista en Biología Molecular, entregará mayores detalles sobre el desarrollo de herramientas diagnósticas para Tenacibaculosis en el e-seminario virtual organizado por Aquagestión.

Publicado

El próximo miércoles 26 y jueves 27 de agosto, entre las 9 y 12 hrs, se llevará a cabo el e-seminario virtual “Tenacibaculosis: ¿Cómo enfrenta la industria este nuevo desafío?”, en formato online vía streaming. El encuentro impulsado por Aquagestión, contará con la participación de expositores de Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca), Intesal, Norwegian Veterinary Institute, FAV y Centro Incar.

Uno de los expositores del seminario será Eduardo Lazo, encargado de Biología Molecular Aquagestión, quien  en conversación con Salmonexpert, adelantó algunas ideas sobre la presentación “Desarrollo de nuevas herramientas diagnósticas para Tenacibaculosis”, que liderará durante el encuentro digital.

Para Lazo, el desarrollo de nuevas técnicas diagnósticas siempre es un camino largo y en muchas ocasiones bastante complicado, pudiendo llegar a tomar un par de años. En el caso particular de Tenacibaculum, explica que nos encontramos frente a un desafío para implementar o mejorar diferentes herramientas diagnósticas que aporten soluciones a la industria.

“Dentro del género Tenacibaculum nos encontramos con aproximadamente 30 especies ya identificadas, y cerca de 40 aún por identificar, y por si esto fuera poco muchos de los genes que estas bacterias comparten presentan una alta tasa de similitud, lo que podría dificultar su análisis”, desarrolla.

Herramientas

El especialista describe que las principales herramientas diagnósticas con las que cuenta la industria son, en primer lugar, la correcta identificación de los signos clínicos asociados a la tenacibaculosis. En segundo lugar, las herramientas microbiológicas, como son los cultivos en medio sólido o ensayos de resistencia antimicrobiana.

En tercer lugar, se encuentran las herramientas diagnósticas basadas en técnicas de biología molecular, como por ejemplo, la Reacción en Cadena de la Polimerasa (PCR), “esta es una de las pruebas de laboratorio más solicitada ya que permite entregar resultados de forma rápida y con una gran precisión, sin embargo, siempre debemos tener en cuenta el grado de especificidad de esta”, detalla.

En representación del Departamento de Desarrollo y Salud de Peces de Aquagestión, el profesional apunta que se han enfocado en la implementación de herramientas basadas en qPCR (quantitative PCR) o también conocido como PCR en Tiempo Real.

“Esta técnica nos permite mejorar enormemente la especificidad de la técnica al contar con sondas de hidrolisis específicas para cada patógeno y dirigidas a genes que no generen reacción cruzada con otras especies, hasta el momento hemos logrado generar un panel de análisis para T. maritimum, T. dicentrarchi, T. finnmarkense, T. ovolyticum y T. Soleae”, indica.

Coordinación

Para Lazo, “no sólo basta con contar con técnicas diagnósticas a nivel de laboratorio, tanto para la tenacibaculosis como también para el resto de enfermedades que afectan a la industria del salmón, el principal factor a reforzar es la capacitación, es decir ser consciente de los cómo y los porqué de las distintas enfermedades. Este punto debe considerarse el pilar fundamental para todas las herramientas de prevención y/o control que se requieran”.

“Es importante que esta información siempre sea transmitida a todos los agentes que están directamente involucrados en el ciclo productivo del salmón y que se enfrentan a estos desafíos día a día, pues es de vital importancia contar con personal altamente capacitado”, agrega.

Consultado por posibles mejoras respecto de la coordinación entre diversos actores y sectores para abordar tenacibaculosis de manera efectiva, el representante de Aquagestión destaca que, “sin lugar a dudas las mejoras siempre vienen de la mano de la difusión como vector principal, siendo necesario generar nuevas mesas de trabajo y discusión o bien mejorar las ya existentes, idealmente con diversos actores de la industria, academia y laboratorio no sacamos nada con que se reúnan a conversar los mismos de siempre”.

“De la mano a lo anterior aumentar las jornadas de seminarios, workshop o inclusive cafés virtuales permite tener una visión nueva y fresca de los desarrollos y descubrimientos que se publican día a día”, finaliza.

Los cupos son limitados y las inscripciones se encuentran abiertas hasta el 25 de agosto, para ello se debe enviar un correo a susana.carcamo@abbott.com o llamar al teléfono + 56 9 74310567.