Saltar al contenido principal
Frente de mal tiempo afectó al centro de cultivo Caicura de Salmones Blumar. Foto: SMA.
Frente de mal tiempo afectó al centro de cultivo Caicura de Salmones Blumar. Foto: SMA.

Chile: Desde Blumar afirmaron que su prioridad está en la recaptura de peces y dentro de lo posible, la extracción de la biomasa, que se encuentra en jaulas detectadas en el fondo marino.

Desde ASC, dieron a conocer que la certificación del centro de cultivo Caicura de Salmones Blumar fue suspendida luego del escape masivo de peces reportado, experimentado tras el hundimiento de estructuras de este sitio el 28 de junio pasado. 

“Para garantizar nuestra independencia, la certificación ASC es auditada y aplicada por organismos separados conocidos como organismos de evaluación de la conformidad (CAB). El CAB en este caso es Control Union Perú, que suspendió el certificado del centro Caicura el 3 de julio pasado. Mientras esté la suspensión vigente, el producto de ese centro no se puede vender como certificado por ASC”, detallan desde la casa certificadora.

Sobre esta decisión, el gerente Comercial de Blumar, Daniel Montoya, afirma que “el centro Caicura no está perdiendo la certificación, sino que ASC la suspendió, debido al evento de escape masivo. Podemos volver a solicitar la certificación después de 12 meses. Hoy la prioridad está en la recaptura de peces y en lo posible, la extracción de la biomasa, que se encuentra en jaulas detectadas en el fondo marino actualmente”.

De este modo, Montoya sostiene que el retomar la certificación ASC para el centro de cultivo Caicura de Salmones Blumar, “es un tema que se atenderá en su debido momento”. Ello, después de que se solucione lo relativo al escape de peces del sitio.

En esa línea, desde ASC precisan que “para volver a certificarse después de un certificado retirado, un centro de cultivo debe someterse a una auditoría completa después de 12 meses desde la fecha de suspensión, en este caso”.

Asimismo, el denominado ASC Salmon Standard establece requisitos muy estrictos para garantizar que los centros certificados minimicen sus impactos en su entorno local y sus vecinos. Uno de los muchos criterios en el estándar que cubre estos problemas es el Criterio 3.4, que incluye una serie de requisitos que se ocupan específicamente de los escapes de salmónidos. 

“Para asegurar un impacto mínimo en el medio ambiente, no más de 300 peces pueden escapar de un centro de cultivo certificado por ASC en un ciclo de producción, los sitios deben hacer pública la información sobre todos los escapes y utilizar sistemas de monitoreo efectivos y precisos”, explican desde la entidad.

En tanto, el ASC Salmon Standard también incluye muchos otros requisitos que buscan minimizar cada uno de los posibles impactos de la industria salmonicultora, como trabajar de cerca con las comunidades vecinas, usar medicamentos de manera responsable y monitorear la calidad del agua, todo lo cual garantiza que un centro de cultivo se gestione de manera adecuada.

Lea también: