Skip to main content

Buscan que pescadores artesanales puedan capturar salmón todo el año

Imagen referencial de salmones. Foto: Archivo Salmonexpert.
Imagen referencial de salmones. Foto: Archivo Salmonexpert.

Chile: La Cámara de Diputados tramita un proyecto de ley que pretende que los pescadores artesanales capturen especies salmonídeas escapadas y no escapadas.

La Comisión de Pesca y Acuicultura de la Cámara de Diputados despachó un informe sobre el proyecto de ley que busca permitir la captura y comercialización de salmones a todo evento por parte de los pescadores artesanales. Allí se da a conocer que las indicaciones parlamentarias que se presentaron en el proceso, fueron rechazadas, quedando la iniciativa en su estado original, la cual pasó a segundo trámite.

Lo anterior, dado que “la mayoría de los integrantes fueron del parecer que con las indicaciones presentadas en la Sala, que dieron origen a este segundo trámite reglamentario, se desvirtúa en absoluto el proyecto de ley tal como fue originalmente presentado, discutido y aprobado en esta Comisión. De haberse aprobado las indicaciones, se retrotraería la situación a la posición que favorece a la industria salmonicultora y a la desprotección de los pescadores artesanales”.

¿Por qué? De acuerdo con los parlamentarios, el proyecto, con la redacción lograda en su primer trámite reglamentario, pretende que los pescadores artesanales puedan capturar los salmones todo el año, independiente que se traten de escapados o no, sin que por ello sean sancionados, tanto por el descarte o por declararlo. “De esta manera, de haberse aprobado las indicaciones, el proyecto se retrotraería al caso primeramente expuesto, pues de producirse un escape de especies salmonídeas de jaulas en centros de cultivo, sólo la industria puede capturar un 10% como mínimo. En cambio, a través de esta iniciativa se establece una regla general: los pescadores artesanales inscritos en los registros podrían hacerlo, además, independiente del lugar en que se encuentren”.

Por lo tanto, según los diputados, se otorga la autorización de extracción de salmones como régimen normal con la obligación de informar al Sernapesca, y se permite que esta actividad se realice en el área marítima. Pero con las indicaciones en cuestión, “por una parte, se fomenta que la industria salmonicultora pueda recapturar hasta el 10% con la ayuda de los pescadores artesanales, y en el resto del tiempo no estarían autorizados estos últimos. Por otro lado, se indica que las cantidades extraídas por cada embarcación deberán ser declaradas al Sernapesca, y no podrán en caso alguno ser destinadas para el consumo humano, lo que resulta totalmente absurdo, ya que la captura de salmones sería solamente para entregarlos a la industria salmonicultora, poniendo al pescador artesanal a su servicio”.

Respecto a esto último, los parlamentarios ilustraron que “exigencias de trazabilidad del recurso debería exigirse entonces, también, en el congrio o en el robalo, estudiando acuciosamente su origen, por lo que resulta evidente que se exagera al pensar que afecta el consumo humano. Se debe recordar que se ha manifestado por los expositores que han concurrido a la Comisión por el tema de los antibióticos, que éstos a los 30 días como máximo desaparecen del cuerpo del salmón”. De hecho, el proyecto de ley obliga a las empresas a informar su uso de este tipo de tratamientos farmacológicos de manera mensual al Sernapesca.

Con todo, el proyecto de ley establece que, si se produce un evento de escape de salmones, el titular del centro de cultivo podrá establecer un contrato con organizaciones de pescadores artesanales aledañas al centro siniestrado y se generará una autorización transitoria a los socios de ellas con el objeto de que participen de la recaptura, que debe ser entregada a las empresas. Cumplido el plazo, los pescadores artesanales podrán seguir capturando y comercializando salmones.

Cabe precisar que la iniciativa estipula que la sustracción de especies salmonídeas desde un centro de cultivo será sancionada penalmente, al igual que la ruptura maliciosa de redes y toda acción que provoque el escape de ejemplares.

Lea también: