Skip to main content

Eficiencia de Azametifos contra Caligus baja a valores de 30-60%

"Blumar implementó una barcaza para tratamiento con peróxido de hidrógeno, lo que ha sido muy positivo", cuenta el gerente general de la empresa, Gerardo Balbontín. Foto: Archivo Salmonexpert.

Chile: El gerente general de Blumar, Gerardo Balbontín, admite que como industria chilena del salmón “no hemos sido muy efectivos en la búsqueda de más alternativas contra el piojo de mar”.

Particularmente en los últimos meses, el problema del piojo de mar se ha tornado más complejo para la industria chilena, producto fundamentalmente de la relevante pérdida de efectividad de los tratamientos tradicionales para combatir al Caligus en los peces, admite a Salmonexpert el gerente general de Blumar, Gerardo Balbontín.

“Para el producto más comúnmente usado, Azametifos, que sin duda ha sido el más eficiente en los últimos años, ha bajado en forma considerable, cayendo de eficiencias por sobre el 95% en el estadio Hembras Ovígeras, a valores de 30 a 60%. Cabe señalar que todavía existe variabilidad geográfica importante, pero cada vez más se observa una tendencia a la baja en la efectividad de los tratamientos en las distintas zonas”, afirma Balbontín.  

¿Qué responsabilidad tiene la propia industria en este tema?

Desde el punto de vista de la aplicación de tratamiento, yo diría que baja, pues es un procedimiento muy conocido y estandarizado que llegó a tener alta efectividad en forma transversal en toda la industria chilena independiente del lugar geográfico hasta pocos meses atrás.

Quizás no hemos sido muy efectivos en la búsqueda de más alternativas, pues a pesar de que se realiza rotación de producto con otros fármacos, no hemos podido lograr generar más alternativas u otros tratamientos no farmacológicos efectivos contra el piojo de mar, a pesar de los esfuerzos desplegados en distintas iniciativas.

¿Cómo está enfrentando Blumar este escenario, con qué formas de tratamiento?

Blumar implementó una barcaza para tratamiento con peróxido de hidrógeno, lo que ha sido muy positivo a la fecha, dado que este tipo de tratamiento ha seguido siendo efectivo. Adicionalmente, nos sumamos a las iniciativas de la industria para la búsqueda de nuevas opciones de tratamientos no farmacológicos, así como a otras iniciativas a través de consorcios, como es el caso de ICTIOS, que también está desarrollando una solución para este problema.

Blumar actualmente opera un total de 17 centros de cultivo entre las regiones de Los Lagos, Aysén y Magallanes, de los cuales tiene dos operaciones en condición CAD1 (primer nivel de centro de alta diseminación de Caligus, según la medición de Sernapesca, que es efectuada semanalmente).

¿Qué nuevas medidas debe tomar el sector para enfrentar al Caligus?

Yo diría que se están tomando las iniciativas correctas, invirtiendo y evaluando distintas opciones para salir adelante con este problema, que ha complicado el escenario de muchos países productores de salmón. El éxito en estas materias es mantener la presión de búsqueda para lograr soluciones efectivas y sostenibles en el tiempo, sin embargo, no me cabe duda de que los distintos estamentos de la industria están en esa posición.

Lea también: