Saltar al contenido principal
Actualmente, Feeding Latinoamérica trabaja con tres empresas productoras de alimento para salmónidos en Chile, una compañía de salud de peces y una firma salmonicultora. Fuente: Imagen referencial de materia prima, Feeding Latinoamérica
Actualmente, Feeding Latinoamérica trabaja con tres empresas productoras de alimento para salmónidos en Chile, una compañía de salud de peces y una firma salmonicultora. Fuente: Imagen referencial de materia prima, Feeding Latinoamérica

Chile: Feeding Latinoamérica posee una alianza con la firma alemana Dr. Eckel para ofrecer una mezcla sinérgica de flavonoides naturales provenientes de la uva, lúpulo y té verde.

Lorena Sotomayor, directora de Feeding Latinoamérica, estima que para pensar en una buena alimentación humana, se debe comenzar por una buena alimentación animal, la cual depende directamente de las materias primas que forman parte del alimento diario del animal.

“En el caso de la alimentación de salmones, la industria se encuentra en una valorada búsqueda por compatibilizar al sector con una producción más limpia y sustentable. Este camino ha llevado al clúster salmonicultor a realizar grandes esfuerzos por conseguir un alimento cada vez con menos insumos provenientes de la pesca pelágica, reemplazándola por subproductos de origen animal, así como materias primas de origen vegetal”, explica.

Sobre las materias primas de origen vegetal, la especialista detalla que algunas leguminosas, principalmente las transgénicas, están muy expuestas a agrotóxicos: herbicidas, insecticidas y funguicidas, los cuales son aplicados a lo largo de todo el ciclo del cultivo para asegurar la producción de este.

“El uso de estos agrotóxicos produce impactos negativos en la salud humana y medio ambiente. Es por ello, que la tendencia del consumidor final valora cada vez más, llevar a su mesa, productos libres de estos compuestos y en este sentido la industria salmonicultora no se está quedando atrás”, asevera.

María Lorena Sotomayor es ingeniería acuícola de profesión con más de 20 años de experiencia en salmonicultura. Imagen: Feeding Latinoamérica.
María Lorena Sotomayor es ingeniería acuícola de profesión con más de 20 años de experiencia en salmonicultura. Imagen: Feeding Latinoamérica.

Flavonoides

La representante de Feeding Latinoamérica describe que “los salmones, así como todo animal que se encuentra en un sistema intensivo de cultivo, está normalmente expuesto a un sinnúmero de agresiones, como las infecciones bacterianas, virales, fúngicas, los xenobióticos, las toxinas provenientes de la dieta y la hipoxia”.

“La mayoría de estos riesgos, inducen la formación de moléculas oxidantes que tienen la capacidad de generar daño celular, este estado se llama estrés oxidativo, el cual se presenta sólo cuando existe un aumento de los oxidantes o una disminución de los antioxidantes, generándose así, inflamación y diversas enfermedades”, añade.

Feeding Latinoamérica, compañía enfocada en brindar soluciones nutricionales a la industria salmonicultora, posee la representación de la empresa alemana Dr. Eckel para importar a Chile un antiinflamatorio y antioxidante natural, desarrollado especialmente para la acuicultura.

Productos

Feeding Latinoamérica trabaja con seis proveedores europeos, quienes fabrican productos enfocados en la sostenibilidad, bienestar animal y respeto por el medio ambiente y hoy son referentes en la industria de nutrición animal.

La empresa ofrece commodities para la elaboración de alimento para salmónidos, asesoría para la distribución de insumos, además de seis productos de especialidad de su línea Aquafeed: Antaox Aqua (flavonides), Aminopro 65 (proteína bacteriana), Sugarex 46 (edulcorante natural), Oxabiol ER Nature (tocoferoles), AkwaBiotic fish (probiótico marino) y Aquayeast (levaduras).

“El producto es una mezcla sinérgica de flavonoides naturales provenientes de la uva, lúpulo y té verde, lo cuales tienen un probado efecto contra la inflamación, actuando directamente sobre los genes que activan la inflamación”, explica Sotomayor.

Los flavonoides son compuestos naturales que tienen una amplia gama de efectos beneficiosos para la salud con propiedades antibacterianas, antioxidantes y antiinflamatorias.

“Los flavonoides permiten disminuir el estrés oxidativo, impidiendo que se active el máster Regulador de la Inflamación (Nrf2). Este factor de transcripción regula la expresión de numerosos genes de enzimas que regulan la inflamación, protegiendo así la energía para el crecimiento y bienestar de los peces. De este modo, los acuicultores pueden observar que al bajar la inflamación hay mayor energía disponible para el crecimiento, por lo tanto, mejor rentabilidad para el cultivo”, finaliza.

Lea también: